John McAfee alertó en Twitter, tras su detención en octubre del año pasado, en Barcelona, de que si aparecía ahorcado en su celda, no sería "culpa" suya, dejando claro que no se trataría de un suicidio. Todas las informaciones apuntan, no obstante, a que se habría quitado la vida.

El tuit decía textualmente lo siguiente: "Estoy contento aquí. Tengo amigos. La comida es buena. Todo está bien. Sabed que si me cuelgo, como Epstein, no será culpa mía". McAfee se habría suicidado tras decidirse su extradición a Estados Unidos, una información publicada en exclusiva por Vozpópuli.

El tuit hace referencia a su amigo Jeffrey Epstein, el también multimillonario que apareció ahorcado en una cárcel de Nueva York en agosto de 2019. Había sido acusado de tráfico sexual. Las investigaciones apuntaron entonces a que contactaba con adolescentes a los que pagaba a cambio de que le dieran masajes en su residencia de Florida. Los masajes acababan en muchas ocasiones -siempre presuntamente- en relaciones sexuales.

McAfee escribía el tuit pocos días después del 3 de octubre de 2020, momento en que fue detenido en el aeropuerto de El Prat. Fue puesto a disposición de la justicia por una orden internacional de detención emitida por la Corte Federal del Distrito de Tennesee (Estados Unidos). El juez José de la Mata decretó su prisión provisional.

John McAfee se enfrentaba a diez años de prisión en Estados Unidos

El tuit del pasado mes de octubre, y ahora su suicidio, alimentan aún más la nebulosa de oscuridad y excentricidades que ha rodeado la vida del multimillonario de 75 años de edad, que se hubiera enfrentado a penas de diez años de prisión en Estados Unidos por evasión e impago de impuestos. Además, tenía otra causa por no declarar beneficios al fisco norteamericano tras realizar operaciones con bitcoins.

John pasó gran parte de su vida relacionándose con las drogas. Se convirtió en multimillonario tras vender McAfee, el antivirus que él mismo creó tras trabajar como programador en organizaciones como la Nasa o Xerox.

John McAfee nació en Reino Unido pero su familia se estableció en Virginia (Estados Unidos) cuando él era todavía un niño. El padre de John, veterano de la Segunda Guerra Mundial, cayó en el alcoholismo al acabar el conflicto y maltrató en reiteradas ocasiones tanto a su propio hijo (John McAfee junior) como a su madre, hasta que se suicidó disparándose un tiro en la cabeza.

John McAfee, sexo y drogas

A partir de eso John se adentró en una espiral de drogas, sexo y fiestas que no fue impedimento para doctorarse en matemáticas. Siguió creciendo profesionalmente tras su paso por la Nasa y Xerox y, en 1984, abandonó las drogas. Estuvo 30 años sin tocar ninguna sustancia, periodo en el que fundó McAfee, de la que decía era la empresa con peor software del mundo.

En 1994 renunció a sus cargos ejecutivos en la compañía, pero no a su participación, que tiempo después vendió por 100 millones de dólares. En 2007 la crisis económica redujo esta fortuna hasta los 4 millones de dólares. Comenzaban tiempos difíciles para el multimillonario. Se mudó al Caribe, concretamente a Belice, donde montó un hotel y una empresa ligada al sector farmacéutico.

Fue una época de fiestas, drogas y el sexo. Fiestas que se alargaban durante días y que congregaba a decenas de mujeres. Sus negocios en Belice levantaron sospechas de ser una tapadera para traficar con drogas. Esto se supo poco después de que uno de sus vecinos, y amigo, apareciera muerto por disparos. John McAfee alegó entonces que el asesinato se debió a que no quiso realizar una donación a un político local y la pagaron con su amigo.

Después se marchó a Guatemala y, de ahí, a Estados Unidos, donde conoció a la que hoy es su viuda, Janice Dyson. Tenía 30 años menos que McAfee. En ese momento comenzó a invertir en criptomonedas. Poco más adelante, en 2016, anunciaba su intención de presentarse como candidato a las elecciones estadounidenses. Fue derrotado en las primarias.

En 2019 salió del país, y fue detenido en República Dominicana por introducir armas ilegalmente. Fue deportado a Inglaterra, donde fue puesto en libertad. Después llegó a España. Vivió un tiempo en la ciudad condal hasta que trató de viajar a Turquía. Fue detenido entonces por la orden internacional que existía contra él. El resto, ya lo saben.