El Gobierno levantará el 1 de julio la cuarentena obligatoria de 14 días para los viajeros que lleguen a España. Así lo ha avanzado la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en el marco de la reunión celebrada este lunes por la comisión interministerial para estudiar la reactivación del sector turístico.

España generó desconcierto entre los extranjeros al aprobar esta medida hace apenas dos semanas, cuando todos los países comienzan sus 'desescaladas' y apertura de fronteras. Ahora anuncia que se levantará desde julio, mes a partir del que se pretende comenzar a recibir turistas extranjeros, tal y como anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este sábado en rueda de prensa. 

"Lo más difícil ha quedado atrás. Desde julio reactivamos gradualmente el turismo internacional, levantamos la cuarentena y aseguramos condiciones de seguridad sanitaria", ha asegurado este lunes la ministra en su cuenta de Twitter. 

La medida ha causado polémica en algunos mercados claves en términos turísticos para España, como el  país vecino Francia. Élisabeth Borne, ministra de Transición Ecológica e Inclusión del Gobierno galo, ha recomendado a sus compatriotas que durante el verano eviten viajar al extranjero y particularmente a España por sus medidas "contradictorias".

"No puedo recomendar a los franceses que reserven unas vacaciones en España a día de hoy. España ha optado por abrir sus fronteras, (pero) al mismo tiempo ha establecido normas sobre las personas que llegan en avión. Es contradictorio", ha añadido. Además, como respuesta a la cuarentena de España, Francia ha impuesto otra similar a los franceses que visiten España.