El miedo a las represalarias del presidente estadounidense, Donald Trump, ha llevado al Gobierno de Pedro Sánchez a recular y posponer a diciembre la liquidación de la llamada 'tasa Google', aprobada este martes en la reunión del Consejo de Ministros junto a la 'tasa Tobin'.

Según ha informado la ministra portavoz y miistra de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa posterior al cónclave ministerial, las dos nuevas figuras impositivas han sido aprobadas este martes y se publicarán el miércoles en el Boletín Oficial del Estado, pero la 'tasa Google' no efectuará la recaudación hasta diciembre. Se trata de dar margen a la Unión Europea y a la OCDE para lograr un acuerdo conjunto sobre cómo gravar a las empresas tecnológicas y no tener que implantar la medida de forma unilateral. 

El consenso europeo o en el seno de la OCDE evitaría que Trump castigue a las empresas exportadoras españolas con la implantación de aranceles, una amenaza que ya se hizo realidad en el caso de Francia. 

El Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, denominado 'tasa Google', gravará con un 3% a las empresas que facturen 750 millones de euros a nivel global e ingresen 3 millones en suelo español, por actividades como la publicidad online, la intermediación en línea (la comisión de intermediación y las redes sociales) y los servicios de transmisión de datos.

"La liquidación tendrá una periodicidad trimestral pero este año no se realizará hasta el día 20 de diciembre de 2020, lo que nos da un margen para lograr un consenso internacional. Además permitirá a las empresas adaptarse", ha informado Montero.

Con ella, el Gobierno prevé recaudar 968 millones de euros cada año, por debajo de la previsión de 1.200 millones de euros que manejaba el Ejecutivo el año pasado debido a la "ralentización económica" y a la experiencia de otros países. 

La ministra ha señalado que "el hecho de que algunos países avancen en la aplicación de este impuesto impulsa el consenso y es un paso necesario para que el consenso llegue a buen puerto".

La 'tasa Tobin' en vigor desde mañana

El impuesto que sí entrará en vigor desde esta semana es el que grava las Transacciones Financieras, en concreto: aplicará un 0,2% a la compraventa de acciones españolas de compañías con una capitalización bursátil de más de 1.000 millones de euros. El Ejecutivo tendrá que hacer pública una lista con el nombre de las cotizadas afectadas con la medida y deberá ir actualizándola periódicamente en función de la variación en las capitalizaciones. 

Es de justicia social que el sistema financiero ahora aporte a la Administración Pública"

"La ‘tasa Tobin’ va en línea con la Comisión Europea y con los que han aplicado otros países vecinos. Afecta al sistema financiero que recibió durante la crisis un importante aporte de las Administraciones Públicas y es de justicia social que ahora aporte al sistema público", ha defendido Montero, que ha recalcado que no afectará a las pymes.

Con este tributo, Hacienda pretende recaudar 850 millones de euros al año, aunque esta cuantía será inferior este año al no haber entrado en vigor desde el día 1 de enero.