El Ministerio de Fomento ha adjudicado a Ferroser Infraestructuras (Ferrovial) un contrato de servicios para la ejecución de diversas operaciones de conservación y explotación en la autopista AP-1, entre Burgos y el límite provincial con Álava, por un importe de 10,6 millones de euros.

El tramo corresponde a la autopista AP-1, que pasó a ser libre de peaje el pasado 1 de diciembre de 2018 tras finalizar el plazo de la concesión y revertir al Estado su gestión, ha apuntado el Ministerio en un comunicado.

Servicios que se adjudican

Este tipo de contratos tienen como objetivo realizar trabajos de servicios de comunicaciones, servicios de vigilancia, atención a accidentes, mantenimiento de los elementos de la carretera, mantenimiento sistemático de las instalaciones de suministro de energía eléctrica, alumbrado, señalización variable y semaforización.

Además, se incluyen labores de inventarios y reconocimientos de estado, funcionamiento de la carretera, programación, coordinación, seguimiento e información de la ejecución de los trabajos, actuaciones, así como actuaciones de apoyo a la explotación o informes de seguridad vial.

Asimismo, se realizarán los trabajos de desbroce, fresados y reposición del firme, limpieza de cunetas, y en general, todas las labores de conservación ordinaria de las vías a su cargo.