El regreso del bicampeón Fernando Alonso (39) a la Fórmula 1, sumado al estreno de Carlos Sainz Jr. (26) como piloto de Ferrari, parecen haber disparado la audiencia de la competición madre del automovilismo incluso por encima de las expectativas.

Según datos de Barlovento Comunicación a los que ha tenido acceso Vozpópuli, el Gran Premio de Barein que estrenó la temporada 2021 elevó la audiencia de la Fórmula 1 en España hasta los 602.000 espectadores de máxima en simultáneo. Dicha cifra triplica los 209.000 de pico que tuvo el primer Gran Premio de 2020, en Austria.

La carrera de Barein fue vista por unos 382.000 espectadores de media, frente a los 104.000 televidentes que tuvo en promedio el primer gran premio del año pasado

Más llamativo aún es el dato que arroja la comparación de la audiencia media de sendos eventos. La carrera de Barein fue vista por unos 382.000 espectadores de media, frente a los 104.000 televidentes que tuvo en promedio el primer gran premio del año pasado. El regreso de Fernando Alonso tuvo una cuota sobre la televisión del 3,2%, frente al 0,9% que tuvo la carrera de hace un año.

Los datos son más llamativos aún si se considera que el Gran Premio de Barein se emitió alrededor de las cinco de la tarde, solo dos horas después que el de Austria en su día. Las carreras de 2021 se emiten a través del canal de Dazn pero, como el año pasado, dentro de la plataforma Movistar Plus de Telefónica.

Más que en la anterior etapa de Fernando Alonso

Como informó este medio, Telefónica y Dazn eran los dos grupos empresariales que pujaban por el producto en nuestro país. Al final, han acabado sumando fuerzas, manteniendo la base del equipo de las retransmisiones, con el ya memorable Antonio Lobato a los mandos.

Según los datos proporcionados a Vozpópuli por Barlovento Comunicación, la cuota de pantalla de la Fórmula 1 en España durante el último año de Fernando Alonso, la temporada 2018, fue de 2,8 puntos, frente a los 1,6 de 2019. Lo anterior da cuenta del progresivo retroceso de la audiencia tras la salida del bicampeón del mundo con Renault en 2005 y 2006, y del salto que ha supuesto el regreso del asturiano a sus 39 años.

Fernando Alonso.
Fernando Alonso fue tres veces subcampeón del mundo con Ferrari.

La audiencia de la Fórmula 1 este año se acerca, que no iguala, a la de un partido de liga del Real Madrid o el Barça, los grandes animadores deportivos de la televisión de pago en España.

Sin ir más lejos, 'El Clásico' disputado la semana pasada fue visto por 1,8 millones de espectadores en el access prime time. Se emitió en Movistar LaLiga y obtuvo una cuota de pantalla del 11,6%.

Es de recordar que la competición madre del automovilismo comenzó a emitirse en televisión de pago en 2014, el último año de Fernando Alonso en Ferrari. Su operador final ha sido siempre Telefónica, ahora con mejores relaciones que nunca con el dueño de la Fórmula 1, el rey americano de la televisión por cable John Malone.

Riesgo de burbuja

El desafío que tienen Fernando Alonso y Carlos Sainz Jr. pasa por mantener la competitividad con el paso de las carreras, algo que parece difícil para el asturiano teniendo en cuenta el rendimiento que muestra su Alpine. Su talento genial, del que volvió a dar muestras en Barein, sigue siendo, de todas formas, un acicate para ver al recientemente campeón de las 24 Horas de Le Mans y Daytona.

La Ferrari de Sainz, en suma, tiene ya un reto complicado en la de su compañero de equipo, el monegasco Charles Leclerc, y parece aún muy alejada del Mercedes del siete veces campeón mundial Lewis Hamilton y del Red Bull de Max Verstappen.

En cualquier caso, ambos pilotos españoles y sus equipos trasladan que su intención es que este 2021 sea un año de transición para competir de verdad en 2022.