Europcar Mobility Group, uno de los líderes en Europa en el negocio de alquiler de vehículos, ha logrado un préstamo de la Línea ICO Covid-19 por importe de 36 millones de euros, mientras está aplicando un ERTE en su filial española que afectará al 70% de su plantilla, unas 400 personas.

El Gobierno español aprobó el mes pasado una línea de avales del Instituto de Crédito Oficial por importe de hasta 100.000 millones de euros para paliar el impacto del coronavirus en el negocio de empresas y autónomos. Hasta el momento ha habilitado dos tramos de la Línea ICO Covid-19, ambos por 20.000 millones de euros.

La compañía francesa ha logrado en España el apoyo del Estado antes que en Francia, donde trata de alcanzar otro acuerdo para lograr financiación pública.

Según explican desde la empresa, el grupo está negociando con sus bancos para "obtener financiación adicional garantizada por el Estado francés a través del BPI [Banque Publique d’Investissement]". La empresa no ha informado de la cantidad del préstamo que está requiriendo en Francia.

Europcar tiene como primer accionista a Eurazeo, dueña en España del grupo de fragancias Iberchem

La multinacional, presente en 135 países, está intentando igualmente lograr otras vías de financiación con ayuda pública en otros mercados en los que opera. Europcar destinará los 36 millones del préstamo concedido por el ICO a su filial española, donde administra y es propietario también de la marca Goldcar.

La nueva financiación lograda por la compañía del organismo público dependiente del Ministerio de Economía tiene como objetivos "consolidar la liquidez del grupo en España, garantizar la financiación de nuestra flota de vehículos y atender a otras necesidades corporativas para contrarrestar el impacto de la pandemia", explicó un portavoz de la compañía el jueves a Vozpópuli.

Plan de choque

Europcar había iniciado el ejercicio 2020 con cifras que invitaban al optimismo, incrementado un 4% sus ingresos en los dos primeros meses del año. Pero la crisis del coronavirus impactó en su negocio a principios de marzo, cuando se aceleró la cancelación de reservas, primero en Italia y después en el resto de países europeos, y más recientemente en Estados Unidos y Nueva Zelanda.

El grupo ha puesto en marcha un plan de ahorro de costes que ha supuesto la reducción de flota y el aplazamiento de compras de automóviles, la renegociación de contratos, la cancelación de dividendos para el ejercicio 2019 y el ajuste de plantilla.

En España está implantando un ERTE por razones productivas que afectará al 70% de su plantilla, unas 400 personas. UGT criticó ayer jueves que la empresa no está negociando el ajuste y que quiere aplicar el ERTE hasta final de año, al que se opone el sindicato alegando que una duración más corta "garantizaría que la medida se aplique solamente mientras persisten las causas que la han motivado". 

La compañía declinó el jueves comentar la información sobre el ERTE en España "con el objetivo de respetar la buena fe de las negociaciones y las garantías de los representantes de los trabajadores".

Europcar, que cotiza en la Bolsa de París, tiene como principal accionista a la sociedad de capital riesgo francesa Eurazeo, con el 29,9%, propietaria en España del grupo de fragancias Iberchem -la adquirió al grupo Magnum en el año 2017, en una operación valorada en 400 millones de euros-.

A finales del pasado año, según informó Bloomberg, Eurazeo había iniciado los contactos con otras grandes firmas de inversión internacionales para traspasar su participación en Europcar.

En España, Europcar se hizo a mediados de 2017 con Goldcar, que entonces estaba controlada por la firma de inversión italiana Investindustrial.