Gabriel Escarrer, consejero delegado del grupo hotelero Meliá y presidente de La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) reclama al Gobierno que rectifique y reconozca el peso del turismo en la economía española con ayudas directas a sus empresas, fuertemente impactadas por la pandemia, financiadas con el 25% del fondo de recuperación europeo acordado en Bruselas el lunes.

De los 750.000 millones que se otorgarán a los 27 países de la Unión, a España le corresponden 140.000 millones y más de la mitad (72.700 millones) serán transferencias o ayudas directas. Y de esta cuantía, ahora el turismo reclama al menos una cuarta parte, tal y como recomendó en abril el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton. Es decir, cerca de 35.000 millones de euros.

En declaraciones a Vozpópuli, Gabriel Escarrer asegura que "las ayudas planteadas por el Gobierno para el turismo no han estado a la altura del peso económico del sector, ni de la importancia que otros países de Europa le reconocen".

Según comenta, "mientras otros países como Francia, Holanda, Alemania, Italia Reino Unido han implementado bajadas coyunturales del IVA, han otorgado ayudas directas a las empresas y han aplicado exenciones y reducciones fiscales; en España las medidas se han concentrado en una ampliación de los préstamos a los que muchas empresas ya no pueden aspirar".

En este sentido, el empresario espera que las intención manifiesta este miércoles por la ministra Reyes Maroto de "dar una gran importancia" al sector turístico "signifiquen al fin, más allá de la buena voluntad ya demostrada, un compromiso efectivo de que nuestro gobierno destinará a nuestro sector los fondos que necesita para evitar, en el corto plazo, la destrucción de tejido industrial y de empleo que amenaza con producirse durante el último trimestre del año". 

Transferencias directas

De esta forma, el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, también comenta a Vozpópuli que "los recursos que lleguen de Bruselas son determinantes para aliviar, socorrer y potenciar la recuperación del sector turístico español". Coincide con Escarrer en que deben llegar en forma de transferencias directas no reembolsables o bajada de impuestos temporales para "ayudar a aliviar la tensión financiera que van a pasar decenas de miles de empresas a finales de este año" y evitar quiebras, cierres o suspensiones de pagos.

Zoreda explica que "el sector no necesita más créditos ni avales, sino lo mismo que pedía el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Bruselas, más transferencias directas para aliviar unas pérdidas irrecuperables" que Exceltur calcula en alrededor de 83.000 millones de euros a diciembre de este año. "Todos vamos a salir muy tocados este verano, no solo las empresas pequeñas", advierte. 

El daño de los rebrotes

Zoreda lamenta, además, el impacto negativo que están teniendo los rebrotes en España en el turismo. "Los datos de los rebrotes y las medidas para evitarlos no hacen más que colocarnos en la opinión pública internacional como país de riesgo, hemos perdido el escudo de seguridad que habíamos construido y está provocando cancelaciones de reservas", comenta en conversaciones con este medio.

En este sentido, el vicepresidente de Exceltur añade que los socios de la patronal "están preocupados porque no tienen visibilidad más allá de 10 o 15 días" y "con las medidas adoptadas en las últimas semanas en comunidades como Cataluña o Baleares -como el uso obligatorio de mascarilla- y la amenaza de cierres de ciudades sólo conseguimos acentuar el miedo a viajar a nuestro país".