Eroski continúa inmersa en su objetivo de centrar todos sus esfuerzos en la zona norte de España, desapareciendo a la vez de la zona sur del país. Se trata de una estrategia que la cooperativa vasca ha puesto en marcha en los últimos ejercicios, con el objetivo de reducir deuda y centrarse en aquellos lugares donde conserva más músculo.

En este sentido, el ejercicio 2020 también ha servido a la empresa para seguir avanzando en su objetivo, de forma que Eroski ha bajado la persiana de, al menos, otros cinco hipermercados ubicados en zonas como Albacete, Azuqueca de Henares, Guadalajara o Chiclana. Algunos de ellos, de hecho, los consiguió vender a la valenciana Family Cash, que está en pleno proceso de expansión por el país con su negocio de todo tipo de productos (bazar, textil, alimentación) a precios bajos.

En total, la cooperativa se desprendió el pasado ejercicio - bien por venta, bien por cierre- de 40.000 metros cuadrados, según los datos aportados por la compañía. Más de un 90% de estos metros estaban ubicados en la zona sur de España, confirman desde Eroski a Vozpópuli.

Además de estos cierres, ya en este año la empresa va a bajar la persiana a otros dos hipermercados, ubicados en Toledo y Elche. De hecho, tras estos cierres, previstos en julio, Eroski solo conservará ya dos hipermercados fuera de la zona que quiere reforzar (de Galicia a Baleares), ubicados en la provincia de Málaga.

Los movimientos de repliegue, explica Eroski, están ya dando resultados en su fuerza en las zonas de referencia; según sus cifras, la vasca ha reforzado su liderazgo en la zona norte del mercado español elevando en 2020 su cuota de mercado hasta el 13,3%, manteniéndose como el segundo distribuidor de alimentación en dicho perímetro. A nivel nacional, según los datos de Kantar, su cuota se sitúa por debajo del 5%, siendo el cuarto operador.

Eroski se centra en abrir en el norte

Además de seguir cerrando en la zona sur -en los últimos años se ha desprendido de más de una quincena de hipermercados aquí-, la empresa se ha marcado el objetivo de abrir hasta 18.000 metros cuadrados anuales en su zona de referencia, de forma que pretende recuperar en los próximos ejercicios el espacio de venta perdido.

En 2020, explicó la compañía este martes en su presentación de resultados, Eroski inauguró más de 70 tiendas, entre propias y franquiciadas, en la zona norte de España. En dicha zona también concentró la transformación de su red con 92 tiendas reformadas.

Con todo, el grupo Eroski cerró las cuentas del ejercicio 2020 con unas pérdidas de 77 millones debido a las dotaciones extraordinarias realizadas, pese a que obtuvo el mejor resultado operativo de los últimos doce años al alcanzar los 252 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 30,2% sobre el ejercicio anterior.

Las ventas brutas del grupo aumentaron un 2,1% hasta los 5.377 millones de euros, a pesar de los efectos "adversos" de la covid-19 en sus negocios no alimentarios, sectores especialmente afectados por la reducción de la movilidad y las restricciones de apertura durante la pandemia. Hay que destacar que el grupo cuenta con una filial dedicada al turismo, Viajes Eroski, y con tiendas de deporte, Forum.

En el ejercicio 2020 Eroski redujo su deuda financiera en 140 millones de euros, alcanzando desde 2010 una reducción de más de 2.000 millones de euros. Su objetivo es situarla debajo de los 1.000 millones de euros en el presente ejercicio.