El consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes, se ha convertido en el ejecutivo mejor remunerado de la Bolsa española durante 2017, ejercicio en el que ha percibido algo más de 20 millones de euros. La cifra tiene carácter de extraordinario, dado que buena parte de esta remuneración viene del bonus que el directivo ha percibido como presidente de Cimic, filial australiana del grupo de construcción y servicios, como informó en su día Vozpópuli.

En concreto, el bonus de Cimic a Fernández Verdes ascendió a 15,22 millones de euros mientras que también cobró 1,8 millones adicionales de Hochtief, filial alemana de ACS, en la que del ejecutivo asturiano sigue ejerciendo como consejero delegado.

Las cifras aparecen en el informe de retribuciones de ACS, que el consejo de administración de la compañía ha aprobado este jueves. En el documento también se refleja que la empresa realizará anualmente aportaciones al plan de pensiones de Fernández Verdes, como ya hace con los otros consejeros ejecutivos (el presidente, Florentino Pérez; el vicepresidente, Antonio García Ferrer; y el secretario-consejero, José Luis del Valle). En el caso del CEO de ACS, la cantidad que acumula en ese plan de pensiones ya supera los 14 millones de euros. En el caso de Florentino Pérez, la cifra se eleva por encima de los 41 millones.