Las marcas Volkswagen-Audi y Seat están siendo investigadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y Volkswagen, el primer grupo de automoción en España por ventas, ha intentado personarse indirectamente en el expediente sancionador de Competencia  contra los fabricantes de automóviles por posibles prácticas anticompetitivas (intercambio de información comercialmente sensible y estratégica entre fabricantes y distribuidoras de vehículos), abierto el pasado verano, según ha podido saber este periódico. 

La solicitud de personación en este expediente sancionador, como parte interesada, se realizó a través del importador de Seat en Polonia, la compañía Iberia Motor Company, representada por el abogado Ángel Juarez. Esta empresa está constituida de acuerdo con las leyes de Polonia y con domicilio social en dicho país.

Pero la Comisión le "deniega la condición de interesado" por considerar que los "los intereses de Iberia Motor Company la mayorista de vehículos nuevos y de piezas originales de Seat no se ven afectados por el procedimiento, ni por la resolución que se adopte en el presenta expediente", según consta en la resolución de la CNMC. Pese a esto, la compañía alemana insistió e interpuso recurso administrativo pocos días después.

"Ni el domicilio, ni el objeto social, ni la actividad empresarial tienen relación con el objeto y contenido de las conductas examinadas"

Y de nuevo, la Comisión, le niega la admisión de dicho recurso: "Ni en la inicial solicitud de Iberia Motor Company, para ser tenida como parte interesada en este Expediente Sancionador S/0480713 de Fabricantes de Automóviles, ni en el desarrollo del recurso administrativo han quedado acreditadas las circunstancias exigidas por el Artículo 31 de la Ley 30/1992, dado que ni el domicilio, ni el objeto social, ni la actividad empresarial tienen relación con el objeto y contenido de las conductas examinadas".

Fuentes oficiales del grupo alemán declinan hacer comentarios. "Debido a la propia naturaleza de la investigación no podemos realizar ningún comentario al respecto. El Grupo Volkswagen en España está cooperando con la CNMC durante el proceso de investigación".

Esta resolución llegó pocas semanas después de que Competencia rechazara el plan de Renault, también investigada en esta macro operación. La compañía francesa pidió al consejo que anulara la inspección realizada a sus sedes el pasado verano y le devolviera la totalidad de los documentos copiados durante la misma. Pero la Comisión advirtió de que la argumentación de Renault sobre el régimen jurídico aplicable a los tres tipos de documentos presuntamente afectados era "confusa, resulta inexacta e inadecuada para el examen de los posibles derechos afectados".

Renault pidió a la CNMC sin éxito que anulara la inspección y le devolviera los documentos copiados

Los nervios en el sector en relación a los dos expediente sancionadores del automóvil (fabricantes y concesionarios) por parte de Competencia -afecta a más de cien empresas entre fabricantes, concesionarios, asociaciones y consultoras- están a flor de piel, ya que en el peor de los casos, se juegan una multa que podría ascender hasta el 10% de su volumen de negocio.