El elio ha llegado a Lebrija para quedarse. Este pueblo de Sevilla cuenta desde hace poco más de un mes con su propia moneda virtual para fomentar el comercio local y a la vez ayudar económicamente a los vecinos más desfavorecidos con el dinero que ahorrado por la cancelación de las fiestas populares. La buena acogida que ha tenido augura su continuidad, tal y como avanza a Vozpópuli el concejal de Hacienda, Recursos Humanos y Nuevas Tecnologías, el socialista David Pérez, que es quien ha ideado el proyecto.

Pérez explica que la moneda digital debe su nombre al lebrijano más ilustre, Elio Antonio de Nebrija (1441-1522), afamado humanista y autor de la primera gramática castellana, así como de los diccionarios español-latino y latino-español. A falta de menos de un año para que se celebre el quinto centenario de su muerte, el Ayuntamiento ha aprovechado para reivindicar su figura con esta moneda virtual… mientras esperan que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre acuñe una tirada de monedas con el rostro de Nebrija con motivo de la efeméride.

Los fondos destinados al proyecto ‘Elio’ son parte del plan de ayudas directas del Consistorio para la economía del municipio sevillano. Por un lado, de 400 euros a comercios y autónomos del municipio. Por otro, una línea específica para “personas que lo están pasando mal y tienen muchas necesidades”. “No queríamos olvidarnos de estas familias y que a la vez se beneficiara el comercio local, haciendo que el dinero se quedara en el pueblo”, apunta el edil.

El Ayuntamiento de Lebrija ha desarrollado la publicación por poco más de 12.000 euros para poner en circulación 60.000 elios entre 600 familias desfavorecidas

Los fondos destinado a estas ayudas procede de las partidas presupuestarias que el Ayuntamiento no ha ejecutado por la pandemia, especialmente de todas las fiestas populares que no han podido celebrarse. Tras varios ejercicios con superávit, este año Lebrija se ha “olvidado de amortizar deuda bancaria” y ha optado por “priorizar las ayudas” con una inversión de poco más de 12.000 euros -lo que ha costado el desarrollo de la aplicación móvil- y los 60.000 euros -es decir, 60.000 elios- que en total el Consistorio ha puesto en circulación.

64 comercios de Lebrija ya cobran en elios

Salvo excepciones, los comercios que quieran pueden darse de alta en la aplicación de ‘Elio’ para participar en el programa, cosa que han hecho un total de 64 establecimientos. Hay tiendas de alimentación, textiles, de deportes... En cuanto a los beneficiaros, solo participan en el programa aquellos lebrijanos que cumplen los requisitos de renta: alrededor de 600 familias a las que el Ayuntamiento ha dado entre 50 y 200 elios, en función del número de hijos.

El saldo solo puede ser gastado en comercios de Lebrija y cada transacción es abonada al 50% en euros y elios

El saldo solo puede ser gastado en comercios de Lebrija y cada transacción es abonada al 50% en euros y elios, esto es, el pagador tiene abonar 10 euros y 10 elios si hace una compra por valor de 20 euros. De las cerca de 500 familias que ya disponen de la aplicación, alrededor de 300 ya han hecho compras por valor de 15.000 elios: un 25% del total que el Ayuntamiento ha puesto en circulación. Por tanto, el montante real en este momento ascendería a 30.000 euros, al haber gastado otros 15.000 euros para poder efectuar las compras.

A la derecha, una zapatería de Lebrija que acepta elios.

Las empresas adheridas son “las únicas que pueden convertir” la moneda lebrijana por la oficial de la Unión Europea, apunta el edil. Los comercios deben presentar las facturas al Ayuntamiento para que este pueda, como tiene previsto hacer en los próximos días, empezar a cambiar los elios por euros: “Nos llega en tiempo real y nosotros ahora vamos a ir haciendo liquidaciones”.

Los lebrijanos tendrán hasta el 31 de marzo para hacer uso de la primera tirada de elios. Dada la buena aceptación de la moneda virtual, el equipo municipal pretende continuar con el proyecto y realizar una nueva inyección de líquido en los próximos meses, una vez hayan subsanados elementos de las bases que consideran que pueden ser mejorados. Están satisfechos con el 'Elio' y también los comercios les agradecido la iniciativa, no solo por el contexto pandémico, sino también por la situación de los establecimientos tradiciones que no pueden competir con las grandes superficies de las poblaciones cercanas: Sevilla y Jerez de la Frontera.

Una moneda virtual tras años de experiencia digial

Para el Consistorio de este pueblo de Sevilla, el elio es ante todo “una forma de pago más, una herramienta de fidelización”. Ciertamente, el elio no es una moneda ni una criptomoneda al uso, por lo que la tecnología empleada para desarrollar el proyecto no es equiparable a la de los modernos ‘bitcoins’, reconoce el Consistorio: “Son puntos, tokens… Un saldo que solo se puede consumir en estos comercios”.

Este “experimento” es fruto de la experiencia previa del Ayuntamiento de Lebrija, que desde hace siete años dispone de una aplicación propia con la que ofrecen a los ciudadanos la tramitación virtual de muchos de los servicios municipales. ¿Pero cómo ha sido posible que una propuesta tan innovadora surja en una corporación local relativamente pequeña, como la de Lebrija?

'Elio' ha llegado a Lebrija después de siete años de experiencia con la aplicación en la que el Ayuntamiento facilita telemáticamente sus servicios y tras observar "experiencias de otras administraciones"

“Somos un equipo joven y estamos acostumbrados a trabajar con las nuevas tecnologías”, explica David Pérez sin mencionar en ningún momento que la idea fue suya: “Es un tren al que nos tenemos que subir, porque la modernización de las administraciones va de la mano de las nuevas tecnologías… Hay servicios que no prestamos y se nos abre un abanico de posibilidades”.

'Elio' surge "de tener los ojos muy abiertos y de ver otras experiencias de otras administraciones públicas”, asevera el edil, que recuerda que la suya, la local, es "la administración del pequeño presupuesto". Aunque no asume que los ayuntamientos deban ser los únicos que ofrezcan este tipo de ayudas, cree que la cercanía de los consistorios debe ser aprovechada en beneficio de la ciudadanía: "Cada uno en el ámbito de sus competencias estaremos para complementar".

A la izquierda, David Pérez, el concejal de Lebrija que ha ideado la moneda virtual del pueblo, junto a representantes empresariales y el alcalde del municipio, el socialista Pepe Barroso.