Tendam, el gigante que engloba a marcas como Cortefiel, Springfield, Pedro del Hierro o Women'secret, se ha hecho con la marca de moda de las conocidas presentadoras Sara Carbonero e Isabel Jiménez, Slowlove. En concreto, el gigante textil ha entrado como accionista mayoritario en la compañía y se ha hecho con el control de la misma, como ha podido confirmar Vozpópuli.

De este modo, con este movimiento las dos fundadoras de la marca, Carbonero y Jiménez, se mantendrán al frente de la dirección creativa, mientras que será Tendam, a través de su presidente y consejero delegado, Jaume Miquel, quien administre la firma.

La adquisición de Slowlove, sin embargo, no es el primer contacto del gigante textil con la compañía. No en vano, ya desde el verano pasado Cortefiel colaboraba con la marca de las conocidas presentadoras, con quienes lanzó algunas colecciones y, de hecho, a principios de este abril ofrecerá la de primavera/verano en las tiendas de Cortefiel y Pedro del Hierro.

Así, la compra de Slowlove es parte del proceso de crecimiento externo que está llevando a cabo el grupo, que se hizo a finales de 2019 con Hoss/Intropia y que lanzó hace unos días High Spirits, de la mano de la influencer María Pombo. Además de las marcas propias, desde el pasado septiembre la compañía funciona también como un marketplace vendiendo marcas de terceros (como Levi's o Jack&Jones) en sus tiendas online.

Sara Carbonero e Isabel Jiménez lanzaron Slowlove en 2015, dirigida a mujeres interesadas por la moda sostenible y por un estilo "folk urbano". Según sus últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, la empresa facturó 370.330 euros en 2019, cuando registró unas pérdidas de cerca de 75.000 euros.

Tendam, en manos de CVC y PAI

El grupo Tendam, cuyo origen se remonta a 1880, está controlado por los gigantes del capital privado CVC y PAI Partners. Ambos fondos forman parte del capital de la compañía desde 2006, cuando compraron, junto a Permira, la empresa a la familia Hinojosa.

Casi una década después, cuando la empresa registraba números rojos, Permira abandonó la compañía y CVC y PAI compraron su 33%, convirtiéndose así en los únicos accionistas del grupo textil. La operación concedió una valoración de 1.000 millones de euros a la empresa.

Los últimos resultados anuales anunciados por el grupo Tendam, correspondientes a 2019, afloran una facturación de 1.187,3 millones y un beneficio de 81,2 millones. La deuda al cierre del ejercicio ascendía a 430,6 millones.

En el último trimestre (septiembre-noviembre), por su parte, el grupo registró unos ingresos totales durante el tercer trimestre de 197,2 millones, lo que supone una bajada del 23,1% respecto al mismo período del año anterior. En concreto, a superficie comparable cayeron un 16,7%.

No obstante, las ventas digitales siguieron incrementándose durante el periodo, muy marcado por las restricciones del coronavirus, y subieron un 79%. El canal online representa ya el 20% de las ventas totales del Tendam en España, que pretende multiplicar por tres las ventas digitales en los próximos tres años.

Tendam está presente en más de 70 países y más de 1900 puntos de venta; distribuye tanto a través de tiendas propias, comercio electrónico y franquicias. El grupo, uno de los principales en el segmento de las cadenas especializadas en Europa, cuenta con más de 800 tiendas entre España y Portugal.