El unicornio español Cabify, entró en 'números negros' por vez primera en el último trimestre de 2019 con un beneficio operativo o Ebitda de 3 millones de dólares, según el avance de sus resultados que la compañía ha hecho público este miércoles.

Los ingresos netos de Cabify en el conjunto de 2019, una vez detraídos el pago a proveedores de flotas de vehículos y otros operadores como taxistas, ascendieron a 104 millones de dólares, un 11% por encima del ejercicio anterior.

Juan de Antonio, fundador y CEO de Cabify, explica que con estos resultados cierran "un ejercicio que confirma la sostenibilidad de nuestro modelo de negocio. Nuestro EBITDA positivo refuerza nuestra independencia permitiéndonos aumentar nuestro impacto a largo plazo, y, sin duda, marca diferencias con el resto de grandes competidores". 

Además, el CFO de la compañía, Juan Ignacio García, enfatizó que “estamos dirigiéndonos hacia la senda de la rentabilidad, en contraste con el resto del sector, enfocándonos en aquellos segmentos de negocio y mercado más valiosos desde el punto de vista de margen. Nuestro reto en 2020 es reforzar esta estrategia de sostenibilidad financiera”.

Presente en 11 países

Cabify opera en España y 10 países en América Latina. Tras su fundación en 2011 en Madrid, a los pocos meses se expandió a América Latina y actualmente está presente en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, Panamá, Perú, Uruguay y República Dominicana.

A lo largo del año 2019 la compañía ha completado la integración en su aplicación las operaciones de Easy, una de las mayores aplicaciones de prestación de servicios de movilidad en taxi de América Latina, que en 2017 se incorporó al grupo empresarial. Además, el taxi también está integrado en algunas ciudades de España. 

Desde la compañía aseguran que 2020 aumentarán de las contrataciones en el equipo de tecnología y también de la inversión en I+D+i. Según sus datos, a diario se hacen en Cabify más de 2.400 cambios o despliegues en entornos de prueba y más de 80 cambios en entorno de producción, para perfeccionar la aplicación con nuevas funcionalidades.