El Banco Popular de China (BPC) ha reforzado el veto a las prestación de servicios y transacciones relacionadas con criptomonedas como el bitcoin en una reunión con representantes de los mayores bancos y empresas de servicios de pago del gigante asiático, según ha informado la institución.

En este sentido, funcionarios del BPC se han entrevistado con representantes del Industrial & Commercial Bank of China (ICBC), Agricultural Bank of China, China Construction Bank, Postal Savings Bank, Industrial Bank y Alipay Network Technology para abordar cuestiones como la lucha contra la especulación con bitcoin y otras monedas virtuales, la protección de la seguridad de la propiedad de las personas y el mantenimiento de la seguridad y estabilidad financieras.

La cotización del bitcoin, la criptomoneda de referencia, ha llegado a caer más de un 10% este lunes, hasta los 31.830 dólares (26,71 euros), en mínimos desde principios de junio, tras haberse asomado la semana pasada al umbral de los 40.000 dólares.

"Las actividades de comercio de divisas virtuales alteran el orden económico y financiero normal, generan riesgos de transferencias transfronterizas ilegales de activos, blanqueo de capitales y otras actividades ilegales y delictivas, e infringen gravemente la seguridad de la propiedad de las personas", indicó el banco central en un comunicado.

Por estas razones, la institución subrayó que todos los bancos e instituciones de pago "deben implementar estrictamente las advertencias" sobre la prevención de riesgos del bitcoin y las dirigidas a la prevención de riesgos de financiación de la emisión de tokens.

Asimismo, las entidades deberán cumplir con otros requisitos reglamentarios, incluyendo sus obligaciones de identificación de clientes, no proporcionar la apertura y el registro de cuentas para actividades relacionadas, ni ofrecer productos o servicios para la negociación, compensación y liquidación.

"Las instituciones deben investigar e identificar exhaustivamente los cambios de moneda virtual y las cuentas de capital de los comerciantes de venta libre, y cortar los enlaces de pago de los fondos de las transacciones de manera oportuna", añadió el banco central.

De este modo, las entidades participantes declararon que otorgarán gran importancia a este trabajo y, de acuerdo con los requisitos relevantes planteados por el Banco Popular de China, no llevarán a cabo ni participarán en actividades comerciales relacionadas con monedas virtuales, incrementando aún más los esfuerzos de investigación.