Los administradores concursales de Banco Madrid han requerido al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) finalizar el proceso sancionador contra la entidad iniciado en marzo de 2015.

Los profesionales designados por el juez en el concurso de la entidad financiera, Pedro Martín Molina y Carlos Dorrego, apoyados también por Francisco Vera, explican en el último informe trimestral del concurso de Banco Madrid, al que ha accedido este diario, que van a presentar "las correspondientes alegaciones" al acuerdo de iniciación del procedimiento sancionador adoptado por el Comité Permanente de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, en su sesión de 12 de marzo de 2015, "al considerar que no procede continuar con el procedimiento sancionador incoado hace ya casi seis años".

De acuerdo a fuentes cercanas a la administración concursal, en estos momentos "se está a la espera de respuesta por parte del Sepblac".

Banco de España intervino Banco Madrid el 11 de marzo de 2015 y tres días después denunció el Sepblac

Banco Madrid fue intervenido por el Banco de España el 11 de marzo de 2015, después de que la matriz del banco español, Banca Privada de Andorra (BPA), fuera a su vez intervenido por el Gobierno de Andorra tras ser acusado de blanqueo de capitales por el Tesoro de Estados Unidos.

En el momento de su intervención, Banco Madrid era una entidad solvente, especializada en la gestión de patrimonios y sicavs, con activos bajo gestión valorados en cerca de 5.000 millones de euros y que contaba con depósitos por importe de 675 millones.

Tres días después de que el Banco de España interviniera Banco Madrid, el Sepblac denunció ante el Ministerio Fiscal al banco tras detectar presuntas operaciones irregulares.

A pesar de las acusaciones de EE UU y de la investigación del Sepblac, la Justicia española ha ido cerrando el caso

Según informó entonces Efe, entre los clientes de la entidad estarían el Cártel de Sinaloa; Gao Ping, el supuesto cabecilla de la trama china desmantelada en la operación Emperador; o Andrei Petrov, presunto miembro destacado de la mafia rusa, y la petrolera estatal venezolana PDVSA.

A pesar de la intervención de Banco Madrid, de las acusaciones del Tesoro de Estados Unidos, y de las investigaciones del Sepblac, la Justicia española ha ido archivando el caso de forma provisional.

En enero de 2019, el Juzgado de Instrucción 38 de Madrid dictó el sobreseimiento provisional de la causa abierta contra la cúpula de Banco Madrid. En julio de ese mismo año la Audiencia Provincial confirmó el sobreseimiento tras recurrirlo Fiscalía.

El Sepblac considera reabrir el procedimiento

El Sepblac inició el procedimiento administrativo sancionador contra Banco Madrid con anterioridad a la declaración de concurso, que fue suspendido mientras no se conociera el resultado del proceso penal abierto.

El Tesoro Público informó en noviembre del levantamiento de la suspensión del proceso sancionador contra Banco Madrid

Aunque ese proceso penal ha sido archivado, el Tesoro Público comunicó en noviembre de 2019 a la administración concursal que consideraba reabrir el procedimiento sancionador.

La administración concursal de Banco Madrid señala en su último informe (del último trimestre de 2020), que el pasado mes de noviembre recibió comunicación de la Secretaria de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, dependiente del Tesoro Público, "en el que se comunicaba el levantamiento de la suspensión temporal del proceso sancionador RC/4004/2015 contra Banco Madrid (...)".

Los administradores de Banco Madrid recuerdan que el Sepblac consideró el 12 de marzo de 2015 que los hechos descritos en el informe elaborado por la Secretaria de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias "pudieran ser susceptibles de constituir infracciones administrativas en materia de prevención de blanqueo de capitales, y dar lugar a la exigencia de responsabilidades administrativas, acordando la incoación de un expediente sancionador contra Banco Madrid y varios de sus consejeros".

En enero de 2019 el Juzgado concluyó que, de lo investigado, no se desprendía una estructura de blanqueo

El procedimiento administrativo sancionador quedó suspendido "hasta tanto se comunicara la inexistencia de méritos para proceder penalmente contra las personas identificadas o la resolución judicial dictada en un eventual proceso penal".

También recuerdan los administradores concursales de Banco Madrid que en el auto del juzgado de 2 de enero de 2019 en el que se acordó el sobreseimiento provisional y archivo de la causa penal, se concluye que de lo investigado "no se desprendía que los investigados, actuando como miembros de los órganos de dirección de Banco Madrid, crearan una estructura destinada a permitir o facilitar operaciones de blanqueo de capitales (...)".

En ese mismo auto, indica la administración concursal de la entidad, se apuntaba que la investigación emprendida por la UDEF, a instancias de la fiscalía, "no había dado frutos a la fecha de este Auto 1/2019, por lo que habiendo transcurrido un plazo de tiempo prudencial sin que se hubiera aportado nada relevante, a pesar de haber tenido acceso a la totalidad de los archivos físicos e informáticos de BM incautados tras la entrada y registro practicada antes de que el órgano judicial conociera del proceso, no existían indicios suficientes para continuar con el mismo".