El Gobierno se ha comprometido con Bruselas a encargar a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) un nuevo proyecto para revisar el gasto público durante otro trienio, una vez que termine el actual Spending Review que fue encargado por el Gobierno de Mariano Rajoy en la Actualización del Programa de Estabilidad 2017-2020.

Este proyecto se encargó con carácter plurianual, con una duración de tres años: los estudios de la primera fase se hicieron en 2018 y se presentaron en junio de 2019; los de la segunda se hicieron en 2019 y se presentaron entre julio y octubre de 2020; y los proyectos de la tercera fase todavía no se han iniciado, ya que el Ejecutivo aún no le ha dicho a la Airef las partidas de gasto que quiere que analice.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, señaló este lunes que en alguno de los próximos Consejos de Ministros el Gobierno tiene previsto aprobar los proyectos de evaluación del gasto público que quiere que la Airef lleve a cabo en esta tercera fase. Esta institución está a la espera de conocer los proyectos para poder ponerse a trabajar.

Aunque para el Ejecutivo no haya sido este año una prioridad definir estos proyectos -va con retraso-, para Bruselas el trabajo de la Airef es realmente importante y ya le ha trasladado al Gobierno que querría que la institución siguiera evaluando el gasto público durante otro trienio.

"Hay un compromiso en el Plan de Recuperación con los trabajos de la Airef, de hecho se incorpora como plausible el Spending Review e incluso se plantea que se haga una nueva previsión a tres años vista para que la Airef pueda organizar sus recursos", admitía este lunes Montero, en alusión al plan que está preparando el Ejecutivo para poder acceder al maná de fondos europeos.

Bruselas quiere que se tengan en cuenta sus recomendaciones

El Gobierno mantiene una interlocución fluida con las instituciones europeas para asegurarse de que el Plan de Recuperación definitivo que envíe a Bruselas antes del 30 de abril -con las inversiones y reformas que se compromete a realizar para poder acceder a los fondos europeos- sea directamente aprobado por la Comisión y el Consejo.

En este diálogo continuo, Bruselas ha insistido en que las revisiones que ha realizado la Airef hasta ahora y sus recomendaciones de mejora de eficiencia en el gasto público sean tenidas en cuenta, de ahí que el Gobierno las haya incorporado en cierta medida a la hora de elaborar sus planes y haya planteado que las revisiones del gasto público continúen en el futuro, más allá del año 2022, en que se presentarán previsiblemente los resultados de la última fase.

Hasta ahora, la Airef ha hecho dos oleadas de estudios. En la primera, analizó la eficiencia del gasto en subvenciones, medicamentos dispensados con receta médica, políticas activas de empleo, becas universitarias, programas de promoción del talento y empleabilidad en I+D+I, competitividad empresarial y Correos.

En la segunda, estudió la eficiencia de los beneficios fiscales, gasto en farmacia hospitalaria y bienes de equipo, incentivos a la contratación e infraestructuras de transportes.

Algunos de estos temas de análisis, como las políticas activas de empleo o los incentivos a la contratación, son áreas que el Gobierno tiene que comprometerse a mejorar como parte de la reforma laboral que le exige Bruselas para reducir la elevada tasa de temporalidad y el elevado paro estructural del mercado laboral.

Estudios de la tercera fase

Los estudios que la Airef incluirá en la tercera oleada del Spending Review no están aún definidos. El único encargo oficial que el Gobierno le ha hecho a esta institución es que elabore un informe de evaluación del Ingreso Mínimo Vital, tal y como se recoge en el real decreto-ley por el que se aprobó esta ayuda.

La Airef debe actuar según su plan anual y en ese sentido, desde el Ministerio, facilitaremos absolutamente la labor de evaluación poniéndonos a disposición para lo que puedan requerir, porque para nosotros es clave (y por ello lo recogimos así en el RD). Es un ejercicio de transparencia y eficacia, y es la forma en la que entendemos el impulso y desarrollo de las política públicas”, señalan a Vozpópuli fuentes del Ministerio de Seguridad Social.

No precisan, sin embargo, si este estudio de evaluación, al no estar entre las tareas que la Airef tiene encomendadas según su ley orgánica, se instrumentará como uno de los estudios del Spending Review de este año.

Estos estudios de eficiencia del gasto público no se financian con cargo al presupuesto de la Airef, sino que tienen un coste extra que debe abonar la Administración que los encarga.