Economía

Los Polanco sacan a Bolsa por 50 millones una socimi que perdió 770.000 euros en 2019

Home Capital Rentals cuenta con seis edificios residenciales por valor de 35 millones dirigidos a alquileres corporativos. Dos de los edificios están ya en completo funcionamiento y los otros, en acondicionamiento

Manuel Polanco
Manuel Polanco EFE

Home Capital Rentals (HCR), la empresa de alquiler de pisos para directivos impulsada desde 2017 por las familias fundadoras del Grupo PrisaPolanco y Pérez Arauna, será, en plena crisis por el coronavirus, la primera inmobiliaria en saltar a Bolsa como socimi en este 2020.

Saldrá a cotizar este viernes en el Mercado Alternativo Bursátil con unas seis millones de acciones a unos 8,36 euros cada una hasta sumar una capitalización bursátil de unos 50,2 millones

La actividad principal de HCR consiste en "realizar inversiones de valor añadido en activos inmobiliarios residenciales para, previa rehabilitación en su caso, dedicarlos al arrendamiento corporativo de media estancia". Ha llegado a acuerdos con los operadores del sector HomeSelect y BeMate para comercializarlos, dentro de formatos de coworking y colivingVgm Advisory Partners será su asesor y Banco Sabadell actuará como proveedor de liquidez.

La inmobiliaria tiene como mayor accionista con un 26,61% a Timon, sociedad patrimonial de diferentes miembros de las familias Polanco y Pérez Arauna, como los hijos de Jesús de Polanco, Manuel e Ignacio, y el hijo de Francisco Pérez Arauna, Borja (que hace de presidente del Consejo de Administración de HCR). Un 51% de Home Capital Rentals se reparte, paralelamente, entre accionistas con menos de un 5%.

Dos edificios completamente activos

HCR cuenta con seis edificios residenciales (cinco en Madrid adquiridos en 2018 y uno en Barcelona en 2019) por valor ahora de unos 35 millones de euros (de acuerdo a la auditora EY), según refleja el documento de incorporación al Mercado Alternativo Bursátil de la compañía.

La empresa buscará, en suma, una capitalización bursátil por encima del valor de sus activos, un objetivo que se le resiste a las principales inmobiliarias españolas. 

De los seis edificios que dispone, dos están ya en completo funcionamiento (el más grande de todos los que tiene, en calle Blasco de Garay 32 en Madrid, por valor de 8,4 millones, con 19 viviendas y ocupado al 100%, y otro en calle Gignàs 26 de Barcelona, con nueve viviendas que comenzó a funcionar en febrero) y los otros cuatro (con un total de 93 viviendas y 77 plazas de aparcamiento), en diferentes procesos de acondicionamiento.

Viene de soportar 990.000 euros de pérdidas

Del documento de incorporación al MAB se desprende además que la empresa viene de soportar pérdidas en la cuenta corriente por alrededor de 220.000 euros en 2018 y por unos 770.000 euros en 2019. Su cifra de negocio en 2019 fue de 335.000 euros (81.000 euros en 2018) mientras que sumó algo más de un millón de euros en gastos de explotación - unos 600.000 en gestores y comercializadores- y financieros (300.000 en 2018).

Entre los motivos que le han llevado a salir a cotizar bajo el regimen socimi, la inmobiliaria refiere "aumentar la presencia de la Sociedad en el mercado, diferenciar y posicionar su imagen y transparencia frente a terceros accionistas, potenciales inversores, clientes, proveedores, entidades de crédito, regulador, etc.", "facilitar un nuevo mecanismo de valoración objetiva de las acciones de la Sociedad", "posibilitar la incorporación de nuevos accionistas al capital de la Sociedad, al situarse en disposición de atraer nuevos inversores que consideren atractivo el negocio, al mismo tiempo que se proporciona un nuevo mecanismo de liquidez a las acciones de la Sociedad", y "habilitar un mecanismo que, llegado el momento, facilite a la Sociedad captar recursos que podrían financiar su futuro crecimiento, si así se decide por sus órganos de gobierno".

En pleno coronavirus

Vozpópuli ha intentado contactar con HCR para conocer en detalle su plan de negocio en respuesta al contexto de crisis generada por el coronavirus, pero no ha obtenido respuesta.

"El brote de coronavirus que se ha ido extendiendo desde principios de 2020 por diferentes países, entre ellos España, está provocando o podría provocar a futuro restricciones en los viajes, cuarentena de empleados, o cierres temporales de centro de trabajo, con el consiguiente impacto desfavorable en la evolución de la actividad empresarial, el empleo, el consumo y la situación económica en general", dice la compañía en el folleto remitido al MAB.

"La situación descrita en el párrafo anterior implica un riesgo de caída en el nivel de ocupación de los inmuebles del Grupo, como consecuencia del menor número de traslados y viajes de los empleados de las empresas mientras dure el brote, con la consecuente reducción en los ingresos de la Sociedad. Así mismo, existe un riego de paralización temporal de las obras que el Grupo está ejecutando en los edificios de su propiedad, ante un eventual cierre de los centros de trabajo por decisión administrativa, con el consiguiente retraso en la finalización de las mismas. Todo ello podría tener un impacto material y negativo en la situación del negocio, los resultados, las perspectivas y la situación financiera, económica o patrimonial del Grupo, que a la fecha del presente Documento Informativo no se puede estimar ya que dependerá en gran medida de la amplitud y duración del brote que actualmente no se puede predecir".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba