Banco Popular

La plantilla de Popular teme un ajuste de 3.000 empleados de la red en el nuevo ERE

Documentación interna de Santander antes de la adquisición de Popular contemplaba un ajuste de unos 4.000 trabajadores, a los que habría que restar los 1.100 que salieron en el ERE de los servicios centrales

Oficina del Banco Popular.
Oficina del Banco Popular. Tere García

El próximo ajuste de plantilla que realizará Banco Santander para la integración de su red con la de Popular rondará los 3.000 empleados, según se desprende de documentación remitida a la Audiencia Nacional por el banco que preside Ana Botín y a la que ha tenido acceso Vozpópuli.

En una presentación que se elevó al consejo de administración de Santander antes de la adquisición de Popular figura que el recorte de plantilla sería de unos 4.000 trabajadores. Una vez que el banco cántabro se hizo con Popular tras su intervención, se comunicó que el ajuste se realizaría a través de dos Expedientes de Regulación de Empleo (EREs). Uno para integrar los servicios centrales y otro para unificar la red.

Teniendo en cuenta que en el primero se acordó la salida de 1.100 empleados mediante prejubilaciones y bajas incentivadas, aún quedarían unos 2.900 trabajadores por salir en el segundo ERE, cuya negociación con los representantes de los trabajadores está previsto que comience a partir de febrero de 2019, según fuentes sindicales.

La presentación que fue remitida al consejo de Santander el 22 de mayo de 2017, fecha en la que se acordó comprar Popular solo bajo un escenario de resolución, contempla la salida de 3.823 Full Time Equivalents (FTEs), un término que se utiliza en recursos humanos para determinar la cantidad equivalente a jornadas completas, independientemente de la cantidad real de empleados.

Este recorte, según las cifras que manejaba Santander antes de la operación, supondría un ahorro -sinergia- en los costes de personal de hasta 218 millones de euros.

Planteamiento inicial de 5.000

En todo caso, existen rumores internos en el banco que apuntan que el tamaño inicial del ajuste que planteará Santander a los sindicatos podría rondar los 5.000 trabajadores, para, en el transcurso de las negociaciones, rebajar la cifra hasta los 3.000-3.500 empleados.

Cabe recordar que el planteamiento inicial del banco en el primer ERE, el de los servicios centrales, fue superior a 2.100 trabajadores y finalmente se redujo hasta 1.100. Fuentes sindicales prevén que las condiciones del nuevo recorte de plantilla sean similares, con prejubilaciones a partir de los 50 años y el 80% del salario y bajas incentivadas con 40 días por año y un límite de 24 mensualidades.

Estas fuentes, además, anticipan que la ejecución del ajuste de plantilla será más lenta que la de los servicios centrales -concluyó en apenas unos meses-, ya que conllevará traslados y cierres de oficinas.

Horarios SmartRed

En paralelo, Santander decidió ayer prorrogar una semana la entrada en vigor del acuerdo para abrir las oficinas SmartRed por la tarde. De este modo, el nuevo horario finalmente se comenzará a aplicar a partir del próximo lunes 24 de septiembre.

El motivo ha sido homogeneizar algunos horarios, como el de atención al público en caja, que se prevé que quede fijado de 9.00h a 14.00h, ya que por la tarde solo se ofrecerá asesoramiento bajo cita previa. La asignación a estas oficinas está remunerada con una compensación anual de 3.500 euros.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba