Economía

La batalla de opas por la Bolsa española dispara el apetito de los inversores

Cada vez más inversores se acercan a la Bolsa española a la espera de que Euronext lance una contraopa contra la de Six, el gestor de la Bolsa suiza

Fachada de la Bolsa de Madrid
Fachada de la Bolsa de Madrid EFE

Euronext todavía no ha lanzado su opa sobre la Bolsa española y los inversores ya mueven ficha. Tras anunciarse la opa de SIX y confirmarse las negociaciones abiertas con el gestor paneuropeo, fondos e inversores se han lanzado a por Bolsas y Mercados Españoles (BME) para posicionarse ante una posible guerra de opas en la que también podrían entrar Deutsche Börse y HKEX, el gestor de Hong Kong, que ya intentó llevarse la Bolsa de Londres.

En los últimos días, importantes inversores como Nomura y BlackRock han aflorado participaciones del 1,594% y del 3,429%, según los registros de la CNMV. Nomura ha entrado con un 1,594% y Norges Bank ha hecho lo propio con un  2,283%. Según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli, el listado irá a más y ya hay otros conocidos 'players' que han levantado la mano para pedir permiso para entrar en BME.

Y es que dado que BME no es una compañía 'normal', la compra de paquetes accionariales que superen el 1% del capital requiere de una autorización previa de la CNMV. En concreto, según explica Manuel López, socio responsable del departamento de regulación financiera de Ashurst, la Ley de Mercado de Valores establece que "cualquiera que quiera adquirir una participación igual o superior al 1% de BME necesita solicitar la autorización de la CNMV, por tratarse BME de una sociedad que gestiona mercados secundarios oficiales (como Bolsa de Madrid, AIAF, etc)".

Al mismo tiempo, otros que ya estaban presentes han optado por hacer caja y desprenderse de una parte importante de sus acciones. Es el caso de la gestora británica Schroders, que ha reducido su participación del 1% al 0,7% tras vender más de 200.000 títulos por algo más de 7 millones de euros.

La opa de Six ofrece 34 euros por acción de BME, lo que supone una prima del 33,8% con respecto al último cierre antes de anunciarse la oferta pública y da a la compañía española una valoración de 2.842 millones de euros. No obstante, esta cifra podría aumentar, ya que Six no descarta mejorar sus condiciones si finalmente Euronext (o cualquier otro competidor) lanza una oferta.

Porque aunque se trata de una opa amistosa, el consejo del gestor español ya ha dejado claro que se mantiene abierto a escuchar otras propuestas. En el caso de romper con Six, el contrato estipula que BME deberá pagar a los suizos el 0,5% del importe de la operación, unos 15 millones de euros, lo que en el sector se conoce como 'break up fee'.

Cifras aparte, Six también ha señalado que su propuesta garantiza el mantenimiento de la marca, la sede social y la plantilla durante un periodo de al menos cuatro años. Posteriormente, el director financiero del gestor, Daniel Schmucki, declaró en una entrevista a Cinco Días que también trasladará a Madrid a todo el equipo de 'clearing' [compensación de todo tipo de instrumentos financieros]

Y en la trastienda de esta particular guerra de opas, un ejército de primeros espadas del sector legal y financiero para darle forma y fondo. BME se ha puesto en manos de Latham & Watkins y Morgan Stanley; Six ha fichado a Linklaters, Alantra y Credit Suisse y Euronext diseña su oferta con Allen & Overy, Rothschild y Société Génerale.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba