Economía

Los consejos de Unicaja y Liberbank dan el visto bueno a las negociaciones formales

Los bancos comenzarán ahora el proceso de 'due dilligence', otorgando el mandato a asesores externos 

Oficina de Liberbank.
Oficina de Liberbank. VP.

Los consejos de administración de Unicaja Banco y Liberbank han dado el visto bueno a comenzar las negociaciones formales para una eventual fusión, según ha podido saber Vozpópuli por fuentes financieras. Los órganos de gobierno de ambas entidades se han reunido este miércoles para tratar dicho tema.

Este lunes Unicaja y Liberbank confirmaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que las conversaciones para una operación corporativa se habían vuelto a retomar. No obstante, aún no se había llevado a los consejos de administración la fusión, por lo que aún no había nada formal.

Ahora, visto bueno mediante, se ha dado mandato a los asesores externos para que inicien el proceso de 'due dilligence', en el que se intercambiarán información y tendrán acceso a sus respectivos libros y así acordar una ecuación de canje. En este punto se interrumpieron las negociaciones en 2019.

Una vez que finalice dicha fase, con todos los números sobre la mesa, los consejos deberán decidir si dan su visto bueno a una operación que daría lugar a la quinta mayor entidad por volumen de activos en España (ya materializada la fusión entre CaixaBank y Bankia), al sumar 108.826 millones de euros (63.002 millones de Unicaja y 45.824 millones de Liberbank, según datos de junio de 2020).

La entidad combinada tendría una plantilla de 9.972 empleados (6.274 de Unicaja y 3.698 de Liberbank) y una red de 1.608 oficinas (1.029 de Unicaja y 579 de Liberbank).

Repiten los asesores

Para este nuevo proceso de 'due dilligence' Unicaja ha vuelto a contratar a los mismos asesores legales y financieros que serían Uría Menéndez, Mediobanca y PwC. Y en el caso de Liberbank se ha optado por Deloitte, Deutsche Bank y Ramón y Cajal, como bufete.

Saldrá si la Fundación Unicaja tiene el 30%

Tal y como adelantó Vozpópuli, esta operación se dará si la Fundación de Unicaja consigue quedarse por encima del 30%. Irse por debajo de este nivel supone perder ciertos incentivos fiscales y la entidad andaluza no esta dispuesta a ello. 

De hecho, este fue el motivo real por el cual las conversaciones se pararon en mayo de 2019. No se llegó a un acuerdo en la ecuación de canje porque Unicaja no quería -o no podía- bajar del 60% para que la fundación no perdiera las ventajas fiscales. Lo mismo sucedió en la fusión de Bankia y Caixabank. En este caso, era CriteriaCaixa, presidida por Isidro Fainé, la que no quería diluirse por debajo del nombrado umbral. 

Una boda sin resolver

Unicaja y Liberbank estuvieron a punto de cerrar su fusión el pasado año. Pero el desacuerdo en la ecuación de canje echó todo por tierra. Unicaja quería que fuera un 60% para su entidad y un 40% para Liberbank, pero la caja asturiana quería más, hasta el 43% del banco resultante. 

Las conversaciones también se complicaron cuando Abanca decidió lanzar una contraopa por Liberbank, que no llegó a buen puerto, tras el ultimátum de la CNMV. Ese 'susto' hizo reaccionar a ambas partes y saldaron la 'due dilligence', tal y como expusieron al organismo que dirige Sebastián Albella. 

De haberse producido la 'boda', tal y como la bautizó Credit Suisse, la entidad resultante se hubiera convertido en la sexta más grande de España por activos, con más de 92.000 millones de euros, por delante de Bankinter. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba