Economía

Un juzgado saca los colores a Trinitario Casanova y condena a Trabis Edificación

La empresa P14 Cimentaciones demandó a Trabis Edificación Avanzada por incumplimiento de contrato. El juez la ha condenado a pagar 1,24 millones de euros

Trinitario Casanova.
Trinitario Casanova. Efe.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Yecla (Murcia) ha condenado a Trabis Edificación Avanzada, una de las sociedades que perteneció al grupo empresarial de Trinitario Casanova, al pago de 1,24 millones de euros a la empresa P14 Cimentaciones, por incumplimiento de contrato, tras un juicio celebrado la pasada semana.

En la sentencia, recurrible, el juez menciona que Trabis no aporta documentación fundamentada, que no se puede dar validez a sus manifestaciones, o lo "absurdo" que resultaba una de las pruebas periciales solicitada por la compañía.

Trabis Edificación Avanzada ejercitó acción de resolución contractual y una reclamación de indemnización de 3 millonesde euros contra la empresa P14 Cimentaciones, con la que había firmado, en agosto de 2015, contrato de exclusividad para la fabricación, suministro y compraventa de pilotes prefabricados. La empresa que perteneció a Casanova -actualmente en concurso de acreedores- sostenía que había tenido conocimiento de que P14 estaba procediendo a una retirada sistemática de pilotes sin que se facturara.

Al mismo tiempo, P14 ejercitó también acción de resolución contractual reclamando una indemnización de 1,24 millones a Trabis, y que se condenara a esta empresa a entregar los pilotes pedidos, comprados y pagados.

1,4 millones de euros

La empresa P14 alegaba que al no tener fábrica propia, tenía que tener un contrato en exclusiva para el suministro de pilotes, que es el contrato que tenía suscrito con Trabis, pero que el 23 de marzo de 2018, la compañía que fue de Casanova, sin previo aviso, prohibió la entrada a su fábrica al personal de P14 y a los camiones contratados por esta para la recogida de los pilotes prefabricados. 

La sentencia del juzgado de Yecla señala que la demanda que perteneció al grupo de Trinitario Casanova "debe analizarse con mayúscula brevedad dado su poco fundamento", dado que la misma "no aporta prueba alguna para acreditar lo que dice". Y añade que P14 "sí aporta pruebas y muchas para acreditar que los hechos que relata en su demanda sí que son ciertos (...)".

El juez advierte que no "puede jamás llegar a pensarse" que P14 sacase de Trabis la cantidad de pilotes que aseguraba la empresa de Casanova de su fábrica, que corresponderían a 1.200 camiones. También destaca que la prueba pericial que Trabis reclamó en el proceso resultaba "absurdo", pues pretendía probar que P14 habría retirado tres millones de euros en pilotes "nada menos, dentro de sus instalaciones sin ningún tipo de control (...)", lo que se evidencia como "una maniobra dilatoria por parte de Trabis".

"El incumplimiento por Trabis es por tanto flagrante, y ha quedado corroborado por todas y cada una de las pruebas que se han practicado en el acto del juicio (...)", subraya la sentencia del juzgado de Yecla. "Se ha acreditado que Trabis ha incumplido el contrato, y también que dicho incumplimiento ha provocado unos daños y perjuicios a P14 (...)".

El juez condena a Trabis a abonar a P14 la cantidad de 1,24 millones, y a entregar los pilotes comprados, pagados y en stock, así como los pedidos comprados y no pagados; en el caso de que no se entreguen, condena a la empresa que estuvo vinculada a Casanova a abonar 0,88 millones.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba