Economía

La batalla judicial de la herencia de El Corte Inglés queda aplazada hasta octubre

Este lunes se ha celebrado una vista que unía las demandas de los hermanos de Isidoro Álvarez contra Marta y Cristina Álvarez Guil. Una vista que se ha suspendido hasta el 15 de octubre

Dimas Gimeno (izda), Marta y Cristina Álvarez Guil y Florencio Lasaga.
Dimas Gimeno (izda), Marta y Cristina Álvarez Guil y Florencio Lasaga.

Dimas Gimeno lleva cerca de un mes sin ser presidente de El Corte Inglés. Pero la guerra en el accionariado de la firma continúa. Es más, el proceso judicial de esta contienda tendrá su próximo capítulo el 15 de octubre. Este lunes, el Juzgado Mercantil número 7 de Madrid ha suspendido la vista que enfrenta a las herederas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina Álvarez Guil, contra sus dos tíos, César y María Antonia Álvarez.

La suspensión de la última vista ha sido provocado por trámites judiciales. El pasado 31 de mayo ambas partes acordaron verse este 9 de julio, tras pactar que se juntaran la demanda de María Antonio Álvarez a sus sobrinas, que fue admitida a trámite en el Juzgado Mercantil número 1 de Madrid, con la que realizó César Álvarez contra Marta y Cristina en el Juzgado Mercantil número 7.

“Este lunes ha quedado aplazada la vista porque el Juzgado Mercantil número 1 de Madrid no ha trasladado la demanda”, señalan fuentes judiciales cercanas al proceso. “Consideramos que ambas demandas están conectadas y debe ser el Juzgado Mercantil número 7 quien lleve la causa, porque llevó a trámite la causa más antigua”, añade.

‘El caso de la Junta de IASA’

En primer lugar, César Álvarez impugna en su demanda las decisiones de la Junta General Extraordinaria de Cartera de Valores IASA, segundo mayor accionista de El Corte Inglés con el 22%, celebrada el 6 de septiembre de 2016 en la que las hermanas Álvarez Guil realizaron una reestructuración de esa sociedad.

En este sentido, el hermano de Isidoro Álvarez acusa a sus sobrinas de modificar los estatutos y aprobar una reducción del capital de la empresa mercantil de 121 millones a 50.000 euros en efectivo y otros activos, que se adjudicaron ellas en perjuicio del resto de los accionistas.

Los responsables legales de César Álvarez reclaman el reintegro de toda esta cantidad presuntamente sustraída y considera que en esa Junta de la Cartera de Valores IASA se realizó una interpretación interesada del testamento de su hermano por parte de Marta y Cristina Álvarez Guil.

Cartera de Valores IASA está controlada en un 70% por las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina Álvarez Guil, y en un 30% por los hermanos de Isidoro, César y María Antonia Álvarez y los hijos de ambos, entre ellos el expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno.

‘El caso de cambio del testamento’

La otra demanda de María Antonia Álvarez a sus sobrinas tiene como origen un presunto cambio de última hora en el testamento, que dejó 5 millones de euros a la madre de Dimas Gimeno, en lugar de los 10 millones que estaban estipulados inicialmente. Una demanda que pretender juntar con la realizada por César Álvarez.

Aunque no son las únicas dos demandas de los tíos contra las sobrinas. Hay otras dos acusaciones judiciales, que aún no han sido admitidas a trámite. Fuentes jurídicas señalan que una de ellas se refiere a posibles irregularidades en la contabilidad y gestión de IASA, por un repunte de los gastos tras la toma de control por parte de Marta y Cristina.

Dimas contra su despido

La herencia de Isidoro Álvarez arrancó el proceso judicial de esta guerra familiar. Pero, tras el cese de Dimas Gimeno como presidente de El Corte Inglés, la batalla tiene un nuevo frente. Gimeno interpuso una demanda a finales del mes de junio en los juzgados de Plaza de Castilla solicitando la suspensión cautelar del acuerdo adoptado por el consejo de administración de la compañía que implicaba su cese como presidente del grupo de grandes almacenes.

El expresidente basa su impugnación en que el consejo celebrado el pasado 14 de junio con carácter extraordinario, que nombró presidente a Jesús Nuño de la Rosa, debe considerarse "nulo" a la luz de lo establecido en la Ley de Sociedades de capital y en los estatutos de El Corte Inglés.

No es el único proceso judicial de Dimas Gimeno en esta contienda. El expresidente presentó una querella contra el responsable del Área de Seguridad de los grandes almacenes, Juan Carlos Fernández Cernuda, por un presunto delito societario y otro de corrupción entre particulares.

Pero en toda esta dilatación judicial, Gimeno se aleja de El Corte Inglés. Se espera que se oficialice su salida del Consejo de Administración, lo que le apartará definitivamente del principal órgano de toma de decisiones del grupo. Ahora bien, no está previsto que ocurra lo mismo en el patronato de la Fundación El Corte Inglés, máximo accionista de la firma donde cuenta con su tío César Álvarez como aliado. Y donde podrá seguir presentando batalla.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba