Economía

Dos interesantes auriculares para hacer deporte o disfrutar del mejor sonido

Deporte o disfrute. Seleccionamos dos de las propuestas que nos han parecido más ajustadas a estos aspectos a la hora de escuchar música

BlackBeat FIT 3100 y Sony WH-1000XM3B
BlackBeat FIT 3100 y Sony WH-1000XM3B

Si buscas uno de los mejores auriculares para hacer deporte, por calidad de sonido y sujeción, estás en el sitio adecuado. Si buscas los mejores auriculares en lo que a calidad de sonido se refiere, tanto para sentarse a disfrutar en el sofá de casa como para viajar, también lo estás.

Hemos probado dos de los equipos con mejor valoración por parte de los usuarios en comercios online como Amazon o Aliexpress, pero también en foros en Internet.

Después de veinte días de uso, hemos encontrado que las opiniones de ambos equipos están más que justificadas, aunque los dos equipos tienen peros. Vayamos por partes, como decía Jack el Destripador.

Backbeat FIT 3100

Estos auriculares, hechos para correr, montar en bici o practicar cualquier actividad deportiva al aire libre, nos han convencido por dos motivos. El primero, su sujeción. Esta es la máxima en quienes practican deporte con auriculares. La mayoría de los sistemas prometen agarre pero no lo consiguen. Es cierto que en muchos casos el dispositivo no cae de la oreja durante la actividad, pero el auricular se mueve en exceso y el sonido no llega con nitidez.

Los Backbeat FIT 3100, con un pequeño aro de silicona y una almohadilla de similar material para orientar el sonido al pabellón auditivo, dirigen bien el sonido al oído y se sujetan con mucha firmeza. Se da la circunstancia de que, además, aportan una gran calidad de sonido sin por ello dejar pasar el sonido externo. 

Es algo interesante para correr por la ciudad, salpicada de vehículos, con cierta seguridad. Es curioso, pero el hecho de que llegue sonido externo no repercute para mal en la calidad de sonido. Además, permiten responder llamadas.

Backbeat FIT 3100
Backbeat FIT 3100

El equipo cuenta con una caja, que se abre a través de una cremallera, en la que se pueden guardar los auriculares. El estuche, como ya es habitual en esta clase de equipos, hace las veces de cargador. Su autonomía es de unas cinco horas y la caja permite recargarlos hasta dos veces.

Son resistentes al sudor y al agua -salpicaduras- y el 'pero' se encuentra en el sistema de control de volumen -subirlo y bajarlo-, resulta relativamente complicado hacerse al mismo durante una actividad deportiva.

Backbeat FIT 3100
Backbeat FIT 3100

Los Backbeat FIT 3100 cuentan con un botón por auricular para controlar el equipo. Los dos hacen lo mismo, es decir, da igual que se pulse uno o el otro. Esto permite manejar el sistema con ambas manos. Los botones se pueden preconfigurar a través de la app BackBeat -Android e iOS- de cara a realizar diferentes acciones: subir o bajar el volumen, abrir una lista de reproducción en Spotify, activar el asistente de Google...

PVP: 149,99 euros

Lo mejor: gran autonomía, sujeción y calidad de sonido

Lo peor: control del volumen durante la actividad

[Comprar ahora]

Sony WH-1000XM3B

Estamos ante unos auriculares de diadema soberbios en lo que a calidad de sonido se refiere y, sin duda alguna, ante los que posiblemente tengan el mejor sistema de cancelación de sonido del mercado.

Los Sony WH-1000XM3B son, precisamente por estas características, una opción muy interesante para quienes acostumbran a coger el avión u otros medios de transporte también ruidosos, caso del tren o el autobús.

En las pruebas que hemos realizado, nos ha costado, cerrando los ojos, escuchar algún sonido proveniente del exterior, sobre todo cuando se reproduce la música. El sistema de cancelación establece una barrera no permeable a los sonidos externos. Es algo que se nota especialmente al viajar en avión, debido a que cuentan con un sistema de optimización de la presión atmosférica para adaptar el comportamiento del sonido a esta variable.

Sony WH-1000XM3B
Sony WH-1000XM3B

Los auriculares de diadema son siempre un incordio. Por que aprietan, porque despeinan, porque dan calor... Sony ha hecho un buen trabajo en este sentido, comenzando por el peso (255 gramos). Así las cosas, aunque son muy cómodos, en trayectos largos no podrás evitar ni el calor ni una leve sensación de presión, aunque en menor medida que la mayoría de los auriculares de este tipo. 

Cuentan con una eterna autonomía de 30 horas y se cargan a través de un cable USB de tipo C. Una de las funciones que nos ha llamado la atención es la que permite salir del aislamiento para hablar con cualquiera a nuestro alrededor, una función que se activa tapando con la palma de la mano el auricular. En ese momento se desactiva la cancelación de ruido -si se tiene activada- y se baja el volumen, facilitando la escucha de cualquier sonido externo.

Los Sony WH-1000XM3B también permiten recoger llamadas, aunque su calidad de sonido no es en este caso comparable a la reproducción musical. Los sonidos se escuchan con una clara sensación de ruido 'enlatado'.

PVP: 380 euros

Lo mejor: cancelación de sonido, autonomía

Lo peor: las incomodidades típicas de cualquier auricular de diadema, calidad de sonido en las llamadas

[Comprar ahora]

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba