Economía

Hacienda recomienda a los exportadores revisar su plan logístico ante un ‘brexit’ duro

La posibilidad de un 'brexit' sin acuerdo coge fuerza en el Gobierno español y las recomendaciones de la administración son cada vez más concretas

Agencia Tributaria
Agencia Tributaria EFE

La posibilidad de un 'brexit' duro coge fuerza en el Gobierno español. Las recomendaciones de la administración de cara a una salida sin acuerdo del Reino Unido son cada vez más concretas. Un escenario que se evidencia en la carta que ha enviado el Ministerio de Economía, a través de la Agencia Tributaria (AEAT), para alertar de los problemas aduaneros y los impuestos especiales que se generarán con este fenómeno. 

"El 'brexit' puede tener un efecto significativo en su organización y/o en sus flujos logísticos", detalla la AEAT en una carta remitida a los principales exportadores e importadores con el Reino Unido. "Resulta necesario evaluar dicho impacto y adelantar, en la medida de lo posible, las tramitaciones necesarias teniendo en cuenta las consideraciones siguientes", añaden en este comunicado. 

Hacienda detalla que, desde el punto de vista aduanero, la salida de Reino Unido de la UE provocará que los flujos de mercancías entre España y Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetos a formalidades aduaneras.

"Dichas formalidades incluyen la presentación de una declaración aduanera de importación/exportación o vinculación a otro régimen aduanero para cada envío, la realización de controles aduaneros, el pago de derechos arancelarias y otros gravámenes que se devenguen a la introducción o la necesidad de obtener certificaciones sanitarias, fitosanitarias, de calidad o de otro tipo para poder disponer de sus mercancías", explica en su carta.

El 'brexit' puede tener un efecto significativo en su organización y/o en sus flujos logísticos"

Agencia Tributaria

Este comunicado se ha remitido a los diferentes sectores que cuentan con intercambio de bienes con este país. Uno de los más importantes es el sector de las frutar y hortalizas. "Nos preocupa cómo pueden afectar los distintos tipos de control en aduanas a los flujos logísticos, considerando el fuerte volumen de envíos por carretera de frutas y hortalizas frescas al Reino Unido, que solamente en el mes de abril de 2018 ascendieron a 133.862 toneladas, lo que representa aproximadamente 6.000 envíos por camión", explican desde FEPEX (Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas).  

Mayor golpe para la exportación

Según un estudio de Iberinform, las empresas que mantienen relaciones con Reino Unido presentan una elevada madurez y mantiene niveles adecuados de liquidez y solvencia. La longevidad empresarial de las empresas que trabajan con Reino Unido es muy alta. Un porcentaje significativo de los exportadores (56%) e importadores (54%) tiene más de 15 años. En estos momentos, solo el 8% de los exportadores y el 7% de los importadores están en riesgo elevado de incumplir sus pagos.

"Los efectos serían más intensos para las empresas exportadoras que para las importadoras", valora Ignacio Jiménez, director general de Iberinform. Jiménez considera que las empresas que exportan al Reino Unido podrían ver reducidas sus ventas, sufrir pérdida de clientes y pedidos y ver recortados sus márgenes para no repercutir totalmente los nuevos aranceles en sus precios.

Muchas empresas ya cuentan con estos planes de contingencia, aunque no los han activado a la espera del desenlace del brexit"

Ignacio Jiménez (Iberinform)

Por su parte, aquellos que importan de Reino Unido podrían tener problemas de suministro con sus proveedores y un incremento de sus costes. "En ambos casos, las distorsiones generadas por un 'brexit duro' podrían afectar a las capacidades de pago de las empresas españolas que operan en Reino Unido", explica el director general de Iberinform.

El experto recomienda una mayor diversificación hacia otros mercados con menores niveles de incertidumbre, "no solo en lo que se refiere a la búsqueda de nuevos clientes sino, también, a asegurar los niveles de servicio de los proveedores", amplía. 

En general, son empresas con adecuados niveles de liquidez y solvencia para afrontar estas circunstancias extraordinarias. "Muchas empresas ya cuentan con estos planes de contingencia, aunque no los han activado a la espera del desenlace del brexit", tranquiliza Ignacio Jiménez. Es decir, las empresas han hecho bueno aquello de 'mejor prevenir que curar'



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba