Economía

El Gobierno adjudicó el contrato a Sctyl sin tener sus cuentas actualizadas

La empresa llegó a perder hasta 23 millones de euros

Una mujer sufre un infarto al ejercer su derecho al voto en Mérida y un presidente de mesa de Montijo un ictus
Una mujer sufre un infarto al ejercer su derecho al voto en Mérida y un presidente de mesa de Montijo un ictus EFE

Scytl no tiene sus cuentas actualizadas, a pesar de lo cual el Gobierno le adjudicó a principios de año el contrato para realizar las elecciones locales y europeas celebradas la semana pasada.

Aunque este extremo no es óbice para que no se adjudique un contrato público a una empresa, ese contrato se firma con una entidad de la que no se sabe cuál es su músculo financiero.

Las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil por Scytl corresponden al ejercicio de 2016. Un asiento financiero que fue entregado tiempo después de ese año, concretamente hace sólo unos meses, en octubre de 2018, tal y como ha comprobado este medio consultando las propias cuentas a través de la plataforma Insight View.

En 2015 Scytl reflejó unas pérdidas de 23 millones de euros, situación que ha solventado mediante créditos bancarios

La compañía explica en las propias cuentas que el retraso se debió a un fallo en la transcripción del texto contable por parte de la auditora, KPMG, que se subsanó con posterioridad. En concreto el error se solventó el 8 de septiembre de 2017. Sctyl tardó más de un año en depositar las cuentas de 2016 en el registro mercantil. Las de 2017 y 2018 están aún pendientes de entregar.

23 millones de pérdidas

Las cuentas de la compañía reflejan un resultado de 16,8 millones de euros de beneficio en el ejercicio correspondiente a 2016.

Sólo un año antes, en 2015, Scytl arrojó pérdidas por valor de más de 23 millones de euros. La compañía de recuento de voto electoral había más que triplicado pérdidas, ya que en 2014 cosechó unos números rojos de 6,8 millones de euros, según certificó la auditora Ernst & Young. Hay que recordar que en 2015 la UTE formada por Vector y Sctyl se llevó las municipales y autonómicas por 8,7 millones de euros.

El descuadre económico de los ejercicios de 2014 y 2015 se solucionó en enero de 2017 a golpe de crédito bancario.

La auditora explica este extremo en las propias cuentas. "Se ha firmado un acuerdo de refinanciación de la deuda con entidades de crédito tomando como base el plan de negocio elaborado por el Consejo de Administración de la Sociedad".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba