Construcción

Ferrovial ultima un acuerdo para resolver el contrato de carreteras de Birmingham por 340 millones

Amey, filial británica de la compañía española, y el Ayuntamiento de Birmingham han alcanzado un principio de acuerdo para resolver un problemático contrato que despeja la venta del negocio de servicios de la compañía controlada por la familia Del Pino

El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino (dcha.), y su consejero delegado, Íñigo Meirás (izda.), en la junta de accionistas de la compañía.
El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino (dcha.), y su consejero delegado, Íñigo Meirás (izda.), en la junta de accionistas de la compañía. Europa Press

Ferrovial está muy cerca de resolver uno de sus grandes quebraderos de cabeza de los últimos tiempos: el contrato de mantenimiento de carreteras de Birmingham, en manos de su filial británica Amey. La compañía habría alcanzado ya un principio de acuerdo con las administraciones y con las entidades financieras involucradas en el contrato para su resolución, habida cuenta de los numerosos conflictos, en forma de reclamaciones, que ha generado prácticamente desde el mismo momento de su firma. El montante total supondría un coste para Amey de 300 millones de libras esterlinas (unos 340 millones de euros).

Las negociaciones entre las partes se han acelerado en los últimos días después de que el Ayuntamiento de Birmingham señalara los últimos días de junio como fecha límite para cerrar el acuerdo. Ferrovial también buscaba una pronta resolución, toda vez que el conflicto bloquea la operación de venta de su negocio de servicios.

De acuerdo con la información publicada en las últimas horas por Sky, el principio de acuerdo incluiría unas cifras en línea con las que se venían barajando en Reino Unido en las últimas semanas. El coste a asumir en metálico por Amey ascendería a algo más de 225 millones de euros al cambio (aunque una parte del pago se diferirá) a los que habría que añadir cerca de 120 millones de euros que estaban pendientes de distintas reclamaciones relacionadas con el contrato y a los que la filial de Ferrovial renunciaría.

Este conflicto había forzado a Ferrovial a sacar a Amey de la operación de venta de su negocio de servicios toda vez que estaba condicionando las propuestas económicas que estaban llegando.

Portavoces oficiales de Amey apuntaron que la compañía estaba satisfecha con el grado de avance de las conversaciones con las autoridades, además de su deseo de que el acuerdo pudiera firmarse en los próximos días. Por su parte, fuentes de Ferrovial no confirmaron ni desmintieron la información.

Pérdidas en 2018 por provisiones

La cifra en la que podría cerrarse definitivamente el acuerdo en los próximos días se aproximaría a la provisionada en conjunto por Ferrovial y Amey en los últimos tiempos en relación con el tormentoso contrato de Birmingham. La compañía británica provisionó en su día unos 85 millones de euros al cambio para cubrir la cuantía de las reclamaciones por parte del Ayuntamiento de Birmingham por supuestos retrasos e incumplimientos del contrato. Por su parte, Ferrovial provisionó el pasado año algo más de 200 millones de euros.

Ya en 2019, Ferrovial también anunció que a finales del año pasado realizó una provisión de 774 millones de euros por el deterioro del valor de Amey, lo que motivó que los resultados correspondientes al conjunto del ejercicio arrojaran un saldo negativo.

El principio de acuerdo, que debe ser ratificado además por el Gobierno británico y los bancos financiadores del contrato, incluiría un pago inicial en metálico por parte de Amey de algo más de 145 millones de euros para resolver el contrato. Posteriormente, la filial británica de Ferrovial realizaría otros dos desembolsos, que totalizarían unos 35 millones, y el resto serían abonado en un plazo de cinco años.

Plazos de urgencia

Al Ayuntamiento de Birmingham también le urge resolver cuanto antes la situación ya que la ciudad será sede de los Juegos de la Commonwealth en el año 2022 y los retrasos acumulados en los trabajos de construcción y mantenimiento de las carreteras en el entorno de la ciudad hace que peligre el objetivo de tener todo listo para el acontecimiento. De ahí que necesite cuanto antes contar con un nuevo contratista.

Mientras, Ferrovial podría llegar a tiempo de volver a incorporar a Amey a la operación de venta de su negocio de servicios. En cualquier caso, si no fuera posible, el grupo español realizaría una venta aparte, que con el contrato de Birmingham aún vigente se antojaría muy complicada.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba