'Caso Villarejo'

Los exdirectivos del BBVA se escudan en el silencio para defenderse del caso Villarejo

Cuatro de los cinco empleados y exempleados que han sido citados este martes a la Audiencia Nacional se han acogido a su derecho a no declarar como el resto de investigados

Juan Asúa, senior advisor to the chairman del BBVA.
Juan Asúa, senior advisor to the chairman del BBVA. EFE

Los directivos y exempleados del BBVA apuestan por el silencio como estrategia de defensa. Cuatro de los cinco que estaban citados este martes para comparecer en la Audiencia Nacional se han presentado ante el juez del caso Villarejo y los fiscales de anticorrupción y se han acogido a su derecho a no declarar. Todos han alegado que la causa está secreta y se han valido del mismo modus operandi que otros investigados en la pieza nueve. Hasta ahora, solo el expresidente del banco Francisco González y su ex responsable de Real Estate Antonio Béjar han declarado por los presuntos negocios ilícitos del banco con el comisario jubilado José Manuel Villarejo.

Los ex altos mandos de la entidad han acudido como investigados a sede judicial después de que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 accediera a la petición de la Fiscalía anticorrupción de dirigir la investigación contra ellos por presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos.

El primero en llegar ha sido Eduardo Arbizu, exresponsable de Regulación y Control Interno del BBVA, quien antes de las 9.30 horas ya se encontraba en la Audiencia Nacional. Le ha seguido Juan Asúa, actual asesor de cabecera del presidente de BBVA Carlos Torres. Y posteriormente han llegado Manuel Castro, ex jefe de riesgos; y Eduardo Ortega, responsable de servicios jurídicos. Solo uno de ellos, José Manuel García Crespo, ha faltado a la convocatoria. El juez deberá decidir cuándo lo vuelve a llamar.

La estrategia del silencio ya fue aplicada en los primeros meses de interrogatorios por otra decena de excargos como el ex consejero delegado Ángel Cano y el ex jefe de seguridad Julio Corrochano. Ambos fueron señalados este lunes por el expresidente Francisco González como posibles responsables de los pagos al comisario Villarejo, según fuentes cercanas a la investigación. Otras fuentes conocedoras precisan que estas alusiones llegaron en el momento en el que los investigadores se interesaron acerca de quiénes eran los responsables de contratar los servicios del polémico mando. 

Guerra de versiones

Estos interrogatorios se enmarcan en la pieza separada número nueve del caso Tándem, en la que se investigan los presuntos trabajos de espionaje que BBVA encargó a empresas del comisario jubilado José Manuel Villarejo durante más de una década. 

Fuentes cercanas a la investigación explican a este diario que el magistrado y los fiscales intentan aclarar la veracidad de las grabaciones en las que el excomisario y el ex jefe de seguridad de BBVA Julio Corrochano reconocen que Francisco González estaba al tanto de los encargos realizados al clan policial mafioso. 

Otras fuentes vinculadas a la causa han asegurado que el que fuera jefe del Área de Riesgos y Recuperaciones Inmobiliarias Antonio Béjar también señaló en sede judicial al expresidente como la persona que le habría ordenado que contratara a las empresas del clan policial mafioso liderado por Villarejo, para llevar a cabo investigaciones patrimoniales a sus clientes morosos.

Hasta ahora, Béjar y González son los únicos de la decena de directivos y exempleados investigados que han respondido a preguntas del juez y los fiscales; el resto se ha acogido a su derecho a guardar silencio.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba