Economía

Estos son los pasos a seguir si le estafan en el alquiler del apartamento de vacaciones

Internet ayuda a los consumidores a encontrar viviendas donde pasar sus vacaciones pero también es el lugar donde los ciberdelincuentes cometen sus estafas. Desconfiar y extremar las precauciones, claves para no ser engañados

Vista aérea de la ciudad de Barcelona.
Vista aérea de la ciudad de Barcelona. Flickr/ Lutor44

En la temporada de verano es frecuente la proliferación de estafas en el alquiler de viviendas. Sin ir más lejos, el pasado mes de junio, la Policía Nacional detuvo a 45 personas acusadas de pertenecer a una red que recaudó a nivel internacional más de 400.000 euros a través de falsos alquileres turísticos. Los agentes alertan del aumento en el número de este tipo de timos en España, especialmente en Valencia y la Costa Brava.

Las plataformas digitales que permiten arrendar apartamentos en la red son el lugar de actuación de los ciberdelincuentes para perpetrar sus fraudes: casas que no existen o distintas condiciones de las que se contrataron, son algunos de los engaños más frecuentes que se dan en los alquileres turísticos.

¿Cómo luchan las plataformas contra el fraude?

Ferrán Font, director de estudio del portal de internet pisos.com asegura que “detectar una estafa mediante procesos automáticos es muy complicado por las particularidades del mercado inmobiliario. Las variaciones de precio o de características de los inmuebles son muy grandes en función de la zona, la antigüedad, su estado de conservación, etc.”

Según Font, los trabajadores “revisan diariamente todos los anuncios de particulares que se publican aplicando criterios de zona, precio, y fotografías, entre otros, lo que nos permite identificar rápidamente los potenciales anuncios fraudulentos. En caso de duda, nos ponemos en contacto con el anunciante para verificar el posible fraude, y se procede al bloqueo del mismo o se mantiene. Si existe la certeza de que el anuncio es un fraude se bloquea al usuario y se avisa por correo a aquellos que se hayan interesado por la vivienda”.

¿Cómo detectar una estafa?

Pero aparte de los controles de las plataformas de alquiler, existen algunos rasgos que pueden indicar al consumidor cuando está ante un anuncio falso y así poder anticiparse a los posibles fraudes:

Como en la vida cotidiana, las gangas son muy difíciles de encontrar y un precio excesivamente bajo respecto al del resto de viviendas con las mismas características debe poner en alerta al consumidor y desconfiar de la oferta.

Consultar opiniones de otros usuarios también es fundamental para evitar sorpresas desagradables cuando llegue el huésped, así como ver el número de veces que ha sido alquilado, cuándo, a quién, las prestaciones de las que dispone la vivienda, etc.

Muchos de los anuncios falsos exigen el pago total o parcial del alquiler. Si se exige que esta cuantía deba entregarse en metálico, el arrendatario debe ponerse en sobreaviso. En caso de que el pago se haga mediante transferencia a una cuenta bancaria hay que poner especial atención en si esta se encuentra en el extranjero ya que puede dificultar la reclamación del dinero en caso de estafa.

Un mecanismo de seguridad frente a los engaños es realizar los pagos con tarjeta, por pequeña que sea la cuantía. Este método permite deshacer las operaciones con facilidad y es una manera sencilla de que los estafadores no huyan con el dinero del usuario.

Desde el portal de alquiler de viviendas Fotocasa, aconsejan contactar previamente con el anunciante o la agencia que oferta la vivienda y aclarar todas las dudas sobre precio, condiciones, fechas, cancelación, etc. y recuerdan que “una reserva digital tiene la misma validez jurídica que un contrato físico”.

Me han estafado: ¿Cómo reclamo?

Si estos consejos llegan tarde es el momento de recurrir a la vía legal. Es necesario puntualizar en que no todos los tipos de estafa se reclaman de la misma manera y el proceso vendrá determinado en función del tipo de engaño que se haya sufrido.

El primer paso es denunciar ante la policía la estafa para poner en conocimiento de las autoridades el timo. Esto puede resultar beneficioso para el denunciante en una posterior reclamación.

Si el perjuicio causado al arrendatario ha sido un problema “menor”, el afectado deberá decidir si ocupa el inmueble o no. En caso de que no use la vivienda es mejor contactar con el propietario para alcanzar un acuerdo entre ambas partes. Pero si el incumplimiento de las condiciones es más grave, se recomienda no ocupar el inmueble para poder alegar las deficiencias.

Otra de las pautas es contactar inmediatamente con un abogado que conozca la manera de proceder en estos casos. Este profesional será el encargado de ver qué elementos hay para poder pedir a la persona que alquila el apartamento turístico que devuelva la cuantía del alquiler -o parte de ella- y cómo llevar a cabo esa reclamación.

Cuando se trata de estafas graves (el inmueble no existe, el propietario no cede las llaves de la vivienda cuando ha percibido el dinero, etc.) es necesario recurrir a la vía legal. Si se llega esta situación es conveniente guardar todos los documentos, llamadas o pruebas que justifiquen que había un acuerdo y sobre todo que se ha efectuado un pago.

Si se siguen estas recomendaciones, es más complicado que los estafadores se queden con el dinero destinado para las vacaciones.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba