Empleo

España relevará a Grecia como el país con más paro de esta crisis

Según los pronósticos de la OCDE, España será el país con mayor tasa de desempleo, incluso por delante de Grecia, el país que tuvo más paro en la crisis financiera de 2008

Oficina del INEM
Oficina del INEM Twitter

El coronavirus ha llevado al mundo entero a caer en recesión económica, pero ésta será más intensa en países especialmente vulnerables como España -por su especialización productiva en turismo, el escaso peso de su industria, sus finanzas públicas poco saneadas, el elevado peso relativo de las pymes en el tejido productivo y la tasa de paro todavía elevada que mantenía antes de la crisis-.

No sólo será la economía que más caiga de los casi 40 países que integran la OCDE (un 14,4% de retroceso en el PIB, según las previsiones de este organismo), sino que será el país en el que se registre una mayor tasa de paro en 2020 y 2021, por encima de países menos desarrollados como Colombia, Turquía, Costa Rica o Grecia, el país que encabezó la lista de países con más desempleo en la última crisis.

Fue en el año 2013 cuando el país heleno alcanzó su récord de paro, del 27,47%, seguido de España con un desempleo del 26,09%, según datos de esta institución.

Sin embargo, en esta ocasión, España será quien lidere los registros. La OCDE pronostica que el desempleo podría llegar al 20,1% en 2020 y empeorar aún más en 2021, hasta el 21,9%, a medida que los trabajadores que ahora están protegidos en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) son finalmente expulsados del mercado laboral -cuando acabe el blindaje de seis meses-.

Esta estimación se cumpliría en caso de que aquí a fin de año haya otro repunte de coronavirus, mientras que si la enfermedad se mantiene controlada la OCDE espera que el paro toque su máximo este año, del 19,2%, y baje al 18,7% el próximo. Aún así, España encabezaría el ránking.

Sus estimaciones son incluso más positivas que las de otras instituciones económicas, como el Banco de España, que prevé que la tasa de paro pueda superar este año el 23,6% y llegar el próximo al 24,7%.

España más que duplicará la media de paro de los países de la OCDE, que se mantendrá este año en el 10% en el peor de los casos. En la Eurozona, el desempleo medio subirá hasta el 10,3%.

El país que gobierna Pedro Sánchez no será, no obstante, el que sufra una mayor caída de empleo, ya que le superará Estados Unidos.

La cuestión es que dada la situación de casi pleno empleo que tenía en 2019, la tasa de desempleo estadounidense sólo se disparará hasta el 11,3-12,9% este año, recuperándose hasta el 11,5-8,5% (en función de los rebrotes) en 2021. Éstas son tasas de paro aún inferiores a las que tenía España en 2019 (del 14,5%).

El 'índice de la miseria'

La OCDE destaca que el hecho de que España sea el país que vaya a situarse a la cabeza del desempleo está relacionado con el índice de Okun, denominado 'índice de la miseria'.

Este indicador trata de explicar la destrucción de empleo que se produce en un país por cada punto de descenso en el Producto Interior Bruto (PIB) y, aunque la OCDE advierte de que en esta ocasión se podrían producir desviación respecto a los pronósticos -por el efecto de esquemas de protección como los ERTE-, España se sitúa en la peor posición.

España país tiene el mayor coeficiente (cercano al 0,8), lo que supone que por cada punto de caída del PIB el desempleo se incremeta en 0,8 puntos. Los siguientes países son Polonia y EEUU, con aumentos de 0,6 puntos respectivamente, y después Portugal, con un aumento de 0,5 puntos.

Coeficientes de Okun
Coeficientes de Okun

Medidas recomendadas para España

España por el momento ha podido contener el aumento del paro con el endurecimiento de las condiciones del despido (despedir por causas económicas durante el estado de alarma se considera improcedente y es, por tanto, más caro) y con el blindaje de seis meses para los trabajadores que se hayan visto afectados por ERTE de fuerza mayor.

Sin embargo, hay excepciones para incumplir esta regla y en cualquier caso el blindaje terminará dentro de seis meses. Si para entonces las compañías no pueden mantener a todos los empleados en plantilla, procederán a hacer despidos o activar Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

"El Gobierno ha tomado medidas significativas para apoyar el empleo y proveer de liquidez a la economía. Pero a medida que comience la recuperación, el uso de esquemas de trabajo a corto plazo necesitará redirigirse adecuadamente y reemplazarse de forma gradual por políticas de empleo que ayuden a las empresas y trabajadores de los sectores más damnificados a reconvertir su actividad", reclaman.

La OCDE es partidaria de que los Gobiernos activen incentivos para que las empresas sólo despidan a trabajadores con contratos temporales y para que readmitan a exempleados.

"Más en general, programas activos de empleo y promover la educación vocacional es necesario para crear oportunidades para todos, facilitar la recolocación cuando acaben las medidas de contención y evitar la erosión del capital humano", han apuntado.

Los Gobiernos deben ir retirando su apoyo (en forma de prestaciones de desempleo, moratorias de impuestos o avales) de forma progresiva, pudiendo sustituirlos, según la OCDE, por participaciones en su accionariado, aunque "con cuidado de que esto no distorsione la competencia y de que hay una salida condicionada, definida y transparente de esas inversiones".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba