Empresas

Panorama del comercio post navidades: los grandes bien, los pequeños mal y desastre en el textil

La nueva tendencia de iniciar las rebajas en noviembre está masacrando a parte del pequeño comercio, aseguran desde sus asociaciones

Gente yendo de compras en Barcelona en los primeros días de rebajas
Gente yendo de compras en Barcelona en los primeros días de rebajas efe

Sensación agridulce en el comercio en esta campaña navideña que acaba de terminar. La mejora del consumo parece que se ralentiza, y las señales que manda el mercado son confusas. Por una parte, las grandes superficies han vivido un crecimiento notable de su facturación en esta campaña navideña de 2017-18. Anged, la asociación a la que pertenecen Carrefour,El Corte Inglés o IKEA, entre otros, ha reportado ascensos del 5% entre sus asociados respecto a la campaña navideña anterior.

Para muchos de los los grandes, el modelo de espolear las ventas desde finales de noviembre con el Black Friday está resultando ciertamente interesante, como reconoce la propia asociación Anged. Los consumidores entran al trapo de las ofertas, son activos y la temporada alta de regalos se está alargando. No piensan igual los pequeños comercios, que consideran que estas rebajas antes de las rebajas tradicionales les están arrastrando de forma negativa: "Nosotros tenemos menos margen que los grandes, por supuesto nos vemos obligados a seguir el Black Friday sin tanta capacidad para sostener descuentos. Todo esto nos está afectando", aseguran una fuente próxima a la Confederación Española de Comercio (CEC), una organización que engloba a pequeños y medianos comercios de todo el país.

Los pequeños están siendo masacrados por la liberalización de rebajas y piden que vuelvan las tradicionales

De hecho, CEC está haciendo lobby en sentido contrario al esperado: han pedido recuperar los periodos de rebajas estrictos y que no se puedan hacer descuentos antes. "El Black Friday ha afectado a las ventas de navidad, que no han cumplido nuestras expectativas". Hablan de un crecimiento próximo al 2%, por debajo del previsto y del año pasado. No son buenas noticias.

"El consumidor no gasta en moda sino en ocio"

Pero si hay un sector que en diciembre tuvo una evolución a mejorar fue sin duda el textil, que también hay que tener en cuenta que por sus especiales condiciones es el más beneficiado de la época de rebajas en enero. Lo certifica la patronal Acotex: "En el mes de diciembre se ha producido una ligerísima subida del 0,8% con respecto al año pasado, cerrando el año plano con un +0,1% respecto a 2016. No son datos excesivamente buenos porque el comercio textil ralentiza las subidas de los tres últimos años. Venimos observando que el consumidor dispone de más dinero para gastar pero no lo gasta en moda sino que lo dirige más hacia el ocio (viajes, restaurantes, etc.) que unido a los grandes descuentos y reducción de márgenes en el comercio textil nos pone en alerta de cara al 2018". Al igual que el pequeño comercio, la patronal textil (que tiene en su junta directiva marcas como Malababa,El Ganso o Dolores Promesas) critica la política de grandes descuentos "que pone en serio peligro la viabilidad de muchos comercios por las reducciones tan importantes de los márgenes".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba