Telefónica

Telefónica prueba en usuarios la fibra de 600Mbps y el último protocolo de Internet

Pone en marcha una 'beta' en la que valorará la salida comercial del servicio, que permitirá a sus clientes alcanzar los 600Mbps de velocidad. También realizará pruebas del protocolo IPv6 que sustituirá al actual IPv4

Un técnico trabaja con conexiones de fibra óptica
Un técnico trabaja con conexiones de fibra óptica Pexels

Telefónica ha lanzado una beta en varias calles de la almendra central de Madrid, para clientes y no clientes de la compañía, que permite alcanzar velocidades de hasta 600Mbps a través de fibra óptica.

Se trata de un proyecto publicado en Zona Beta, una comunidad formada por 15.000 empleados, clientes y usuarios con los que el operador prueba sus productos para estudiar su salida comercial.

No en vano las condiciones de la Beta Movistar OnLife Fibra y TV -que así se denomina el servicio de pruebas- explican, entre otras cosas, que se trata de "una fase piloto previa en todo caso a la eventual explotación comercial del mismo por parte de Telefónica".

Zona Beta es una comunidad formada por unos 15.000 empleados, clientes y usuarios en los que el Movistar prueba sus productos para estudiar su salida comercial

Es algo que hace entrever que si las pruebas son satisfactorias Movistar duplicará la velocidad máxima que ofrece en la actualidad, fijada en el techo de los 300Mbps.

Problemas de seguridad

Resulta también significativo que la compañía también permita probar en clientes el protocolo de Internet IPv6 (Protocolo de Internet en su versión sexta, la última) llamado a sustituir al actual IPv4 (Protocolo de Internet en su versión cuarta) con el que trabajan desde hace años todos los operadores en España.

IPv4 plantea problemas en el apartado de seguridad de los que ha alertado Europol. El hecho de que se hayan acabado las direcciones IP -en febrero de 2011- usadas para identificar a los usuarios o conexiones provoca en muchos casos que los operadores utilicen una misma dirección para grupos de clientes.

Esto es un problema para los cuerpos de seguridad, que encuentran en el teléfono móvil y las conexiones a Internet líneas de investigación para muchos delitos. El hecho de que haya IPs duplicadas obliga a los investigadores a poner el foco en varias personas -a veces centenares-, lo que dificulta mucho resolver determinados delitos.

IPv6 ofrece una capacidad de adjudicar direcciones prácticamente infinita, con 340 sextillones de IPs disponibles

La solución está en IPv6, protocolo que ofrece una capacidad de adjudicar direcciones prácticamente infinita, con 340 sextillones disponibles.

Los operadores españoles ofrecen ya este protocolo a empresas y grandes corporaciones. "Además, todos ellos lo han probado o están probando en clientes desde hace años", asegura Jordi Palet, uno de los mayores expertos en IPv6 a escala mundial, quien además asegura que su llegada al cliente final es "sólo una cuestión de tiempo".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba