alimentación

Hay vida tras Mercadona: Dulcesol factura un 50% más tras dejar de trabajar con Roig

Ha pasado mucho tiempo desde que en 2008 Dulcesol saltara del barco de los interproveedores de Mercadona para fomentar su marca propia. Ahora vuelven a sus lineales.

Rafael Juan, consejero delegado de Dulcesol
Rafael Juan, consejero delegado de Dulcesol

Dulcesol es seguramente una de las marcas mejor posicionadas en España en el segmento de pastelería y bollería industrial. La compañía valenciana ha comunicado sus resultados de 2016, un año durante el que facturó 319 millones, un 5,3% más que el año anterior y con ventas internacionales del 14,47% tras hacer una apuesta clave por Argelia con una fábrica en Orán. Es el primer fabricante en volumen, no así en valor, lo cual indica que juega "al céntimo".

Su consejero delegado, Rafael Juan, hijo de los fundadores y hermano del resto de socios de la empresa valenciana, tomó en 2008 la difícil decisión de decir que no a Juan Roig cuando éste le ofreció convertirse en interproveedor de Mercadona en segmentos de bollería. Juan, que pilotaba hasta entonces una compañía especializada en hacer marcas blancas a todos los supermercados, tomó junto a sus hermanos la decisión de no aceptar la oferta del visionario Roig. "Tomamos la decisión que creímos que más nos convenía y, como toda decisión difícil, asumimos su riesgo. Mirándolo en perspectiva no nos ha ido mal", decía Rafael Juan en una entrevista. Ahora, su empresa factura casi un 50% más que aquel año pero, lo más importante para sus gestores, ha diversificado su cartera de clientes de forma que nadie es tan importante como para poner en compromiso su continuidad. No solo a tiendas, ya que el sector de restauración (el llamado horeca) es otro de sus grandes clientes.

Productos propios

En lugar de realizar la innovación de forma exclusiva y de la mano de Roig, también valenciano como la familia Juan, Dulcesol optó por buscar su propia innovación, moverse hacia tipos de productos más acordes con las demandas actuales (básicamente más saludables, con menos azúcar y sin grasas hidrogenadas) y potenciar la marca propia siempre que fuera posible, teniendo en cuenta que su crecimiento en las últimas dos décadas ha venido sobre todo por las marcas blancas.

Para Juan, hay mucha diferencia entre las marcas propias que ellos fabrican y la marca de los distribuidores. Para éstos realiza todo tipo de productos, no solo bollería, pues por ejemplo desde 2012 acordó hacer potitos para Supermercados DIA. Incluso han conseguido volver a entrar en los lineales de Mercadona convirtiéndose en proveedores de magdalenas del gigante, que en el último bienio ha pilotado un cambio desde su estrategia de interproveedor único hacia otra de proveedores más especializados.

Pero su verdadera apuesta son sus productos de innovación, algunas veces centrándose en sabores nuevos y otras veces inspirándose en otros fabricantes como Europastry, que han crecido gracias a las masas congeladas. Este es su último proyecto, para el que han creado una marca nueva, 'Horno Hermanos Juan', y han realizado una potente inversión en sus instalaciones de Villalonga (Valencia), con congeladoras. Los restaurantes y bares son su objetivo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba