Empresas

Hacienda inspecciona a la gran banca: reclama 85 millones a Caixa y Sabadell

Santander admite haber firmado actas en disconformidad sobre inspecciones tributarias, pero no provisiona cantidad alguna.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. Efe.

La Agencia Tributaria está inspeccionando los últimos ejercicios de la mayoría de los grandes bancos españoles y tendrá que verse las caras con parte de sus representantes en la Audiencia Nacional. En algunos casos Hacienda está reclamando cifras millonarias en actas que las entidades han firmado en disconformidad, por lo que tendrán que ser los tribunales los que decidan.

"Con fecha 24 de julio de 2015 la Administración Tributaria comunicó al Grupo Fiscal el inicio de un procedimiento Inspector en relación con los principales impuestos que le son de aplicación de los ejercicios 2010 a 2012, ambos inclusive", informa Criteria Caixa. "Durante el ejercicio 2014 se inició en el Grupo Fiscal Consolidado la comprobación por la inspección hasta el ejercicio 2011", dice en sus últimas cuentas Santander, "quedando sujetos a revisión en el Grupo Fiscal Consolidado los ejercicios objeto de comprobación inspectora así como los posteriores hasta el ejercicio 2015 inclusive". El resto de los grandes bancos españoles alude de forma parecida a la cuestión fiscal en sus últimos ejercicios.

La información aportada por las entidades financieras sobre su relación con Hacienda varía no obstante en cuanto a la precisión de los datos comunicados. Santander, por ejemplo, admite que ha firmado actas en disconformidad con Hacienda, pero no las cuantifica y tampoco realiza provisión alguna por tener el convencimiento de llevar la razón. La Caixa explica con más detalle sus contenciosos con Hacienda y asegura que forma parte de su política provisionar las reclamaciones tributarias aunque esté convencida de que ganará el recurso presentado.

La Caixa

Durante el ejercicio 2011, la Inspección de Tributos inició la comprobación de los principales impuestos aplicables a La Caixa en relación con los ejercicios 2007 a 2009, informa la entidad presidida por Isidro Fainé en sus cuentas de 2015. Las actuaciones finalizaron en 2013 y Criteria Caixa ha firmado actas de disconformidad por importe de 11,1 millones.

Además, durante 2008 Hacienda comprobó los ejercicios 2004 a 2006 para los principales impuestos aplicables; Caixa indica que se incoaron actas que corresponden en gran parte "a diferencias temporarias derivadas de las divergencias entre las normas contables y las fiscales". El banco añade que ha provisionado 33,1 millones de euros "para la cobertura de los riesgos máximos que puedan derivarse de las actas firmadas en disconformidad que están pendientes de resolución por parte de la Audiencia Nacional".

Criteria Caixa explica que es "política del Grupo respecto a las contingencias fiscales" provisionar las actas de inspección incoadas "hayan sido o no recurridas". Fuentes de la entidad indicaron que el banco ha pagado a Hacienda la cantidad reclamada, a pesar de haber sido recurrida. Las mismas fuentes señalan que durante 2016 no ha habido novedad en este sentido.

Sabadell

La Agencia Tributaria finalizó en 2014 las inspecciones seguidas sobre impuestos aplicables a Sabadell de los periodos 2006 a 2010, y 2008 a 2010. "Como consecuencia de las actuaciones inspectoras de la Administración Tributaria existen actas de inspección firmadas en disconformidad de la propia sociedad y de las entidades adquiridas, y posteriormente fusionadas, por un total importe de deuda tributaria de 33 millones de euros, habiéndose impugnado todas ellas", informa la entidad presidida por Josep Oliu.

Sabadell explica en sus últimas cuentas anuales que en total ha provisionado por "contingencias fiscales" 52 millones de euros, que recogen principalmente actas firmadas en disconformidad y liquidaciones tributarias recurridas. La mayor parte de la provisión "obedece a un contencioso mantenido por Banco Guipuzcoano [Sabadell se hizo con el Guipuzcoano en 2010 en una operación valorada en 731,8 millones]", informaron fuentes del banco.

BBVA

La entidad presidida por Francisco González informa en sus últimas cuentas anuales que tiene sujetos a inspección fiscal "los ejercicios 2010 y siguientes para los principales impuestos que son de aplicación". El grupo señala que en 2014 se incoaron actas de inspección hasta 2009 "todas ellas firmadas en conformidad". Y añade que esas actas "no supusieron un importe material para la comprensión de los estados financieros en su conjunto".

Bankia

Al 31 de diciembre de 2015, Bankia tenía abiertos a inspección por parte de las autoridades fiscales las declaraciones de los impuestos que le son de aplicación correspondientes a los últimos cuatro ejercicios. En 2014 se iniciaron actuaciones inspectoras sobre la entidad para verificar el cumplimiento de sus obligaciones tributarias de los ejercicios 2011 y 2012, actuaciones que siguen en marcha.

A la fecha actual se continúa con las indicadas actuaciones de comprobación e inspección "sin que se haya puesto de manifiesto ningún aspecto digno de mención", informa el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri. Hacienda también está analizando el cumplimiento de las obligaciones fiscales de cajas absorbidas por Bankia -Caja Madrid, Caja Insular de Ahorros de Canarias, Caja de Ahorros de Ávila, Caixa D’Estalvis Laietana, y Caja de Ahorros de Rioja- actuaciones que se mantienen abiertas.

Bankia precisa que el 20 de mayo de 2015 se firmaron actas en conformidad con impuestos reclamados por importe en total de 3,3 millones de euros a Caja de Ahorros de Rioja; y que ha recibido expediente sancionador por IVA e impuesto sobre sociedades por 6.000 y 215.000 euros respectivamente, "deudas que aún no ha sido satisfecho".

Popular

A 31 de diciembre de 2015 "todas las entidades del Grupo tienen pendientes de inspección por las autoridades fiscales los principales impuestos que les son de aplicación en relación a los ejercicios no prescritos", informa Banco Popular. En julio de 2015 finalizaron las actuaciones de Inspección Tributaria a Banco Pastor por los ejercicios 2009 a 2011.

Banco Popular Español y los bancos absorbidos, Banco de Castilla, Banco de Vasconia, Banco de Galicia y Banco Pastor, tienen incoadas actas de inspección en disconformidad por un importe total de 8 millones de euros en concepto de Impuesto sobre Sociedades, retenciones e IVA, "respecto a las que se han presentado los oportunos recursos".

Santander

Durante el ejercicio 2015 "se han notificado los acuerdos de liquidación de las actas firmadas parte en conformidad y parte en disconformidad" por actuaciones de comprobación de los ejercicios 2005 a 2007, informa Banco Santander. La entidad presidida por Ana Botín considera, "de acuerdo con el asesoramiento de sus abogados externos", que dichos acuerdos de liquidación no deberían tener impacto significativo en las cuentas anuales consolidadas, razón por la que "no se ha registrado provisión alguna por este concepto".

En cuanto a las inspecciones relativas a ejercicios anteriores, "en 2015 se ha notificado la sentencia del Tribunal Supremo de los ejercicios 2001 y 2002 estimándose que los efectos de la misma no tienen impacto significativo en las cuentas anuales consolidadas". Santander añade que en 2014 se inició la comprobación por parte de Hacienda hasta el ejercicio 2011 "quedando sujetos a revisión en el Grupo Fiscal Consolidado los ejercicios objeto de comprobación inspectora así como los posteriores hasta el ejercicio 2015 inclusive, respecto de los principales impuestos que le son de aplicación".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba