Aceite de oliva Deóleo aprueba un bonus para sus directivos si venden la empresa a buen precio

La acción vale ahora mismo 17 céntimos y los directivos de CVC sólo ganarán cuando la coloquen por encima de 39 céntimos y medio.

Planta de embotellado de aceite de Andalucía.
Planta de embotellado de aceite de Andalucía. EFE

CVC pone en marcha su plan para salir de Deóleo, que ha sido refrendado este lunes en junta de accionistas. El fondo dueño de la aceitera, de Cortefiel, dueño de IDC Salud -antigua Quirón- hasta el pasado septiembre cuando vendió con plusvalías de 2.600 millones, propietario de la Fórmula 1 hasta que salió de ella en septiembre, ha confirmado ante los accionistas incrédulos su intención de no hacer una opa de exclusión para sacar a la empresa de bolsa, sino de seguir en la compañía, conseguir que vuelva a valer más del precio que pagó por ella en 2015 y entonces, sólo entonces, salir del valor.

Este incentivo por vender la empresa, que se pagaría en efectivo o en acciones de la misma, ha recibido críticas de la representante de los accionistas minoritarios, que han votado no a este punto del orden del día. Según su representante María Teresa Gracia, "creemos que no corresponde a Deoleo ese gasto. ¿Por qué debería pagar Deoleo un bonus, en función de que venda a uno u otro precio, uno de sus accionistas? ¿En qué beneficia al negocio que CVC venda a determinado precio?".

Sin embargo, desde el equity se asegura que es una práctica habitual y que se pone para motivar a los directivos "en la consecución del objetivo de recuperación del valor real de la acción en el medio plazo, y alinear así sus intereses con los de los accionistas".

Objetivos ambiciosos

En realidad, el objetivo que ha marcado la compañía para que sus directivos cobren el bonus es ambicioso. La acción debería valer más de 0,395 céntimos a 31 de diciembre de este año para cobrar el incentivo, toda una heroicidad dado que ha cerrado el lunes en 17 céntimos tras caer un 2,87%. La acción debería subir casi el 100% en los 7 meses que quedan para que los ejecutivos cobraran su incentivo si CVC decidiera vender la empresa durante el año que viene.

A partir de ahí, se establece una subida de un 8% anual en el valor de la acción para acceder a este 'stock appreciation right'. Así, en 2018 se establece en 43 céntimos, 46 en 2019, 50 en 2020, 68 céntimos en 2024 u 85 céntimos en 2027.

Desde CVC se consideran posibles estos objetivos y se recuerda que en cualquier caso van ligados al valor de la acción, que es beneficioso para todos los accionistas por igual, y no a otros guarismos habituales y de mayor oscilación como es el ebitda.

La compañía no ha precisado cuántos directivos y altos ejecutivos están incluidos en el plan de remuneración a largo plazo. Será la comisión de retribuciones de la entidad la que se encargue de decidir cuántos son.

La compañía no ha precisado cuántos directivos tendrán derecho a estas retribuciones extraordinarias

El cálculo del pago a sus directivos se hará mediante una fórmula donde incluyan el número de derechos concedidos a cada beneficiario al inicio del Plan (NSAR) Valor asignado a los Derechos, que será objeto de liquidación de forma proporcional en función del porcentaje de acciones de Deóleo que sean objeto de transmisión por parte del actual accionista mayoritario de la Sociedad (VSAR). El valor de los derechos se determinará por la diferencia entre el valor de transmisión de las acciones de la sociedad por parte del actual accionista mayoritario y el valor mínimo de referencia asignado al ejercicio en que se produzca la transmisión de las acciones de Deóleo por parte de CVC, accionista mayoritario.

Fin del ajuste

La compañía ha tenido que afrontar en los últimos meses la venta de dos fábricas (una en España -Antequera- y una en Italia -Inveruno-) así como un despido colectivo que ha afectado a empleados de todas sus secciones en Andalucía y en Madrid. Rosalía Portela, que presentó su dimisión este lunes en la junta, ha sido la encargada de realizar este procedimiento mientras que Pierluigi Tosato, hasta el lunes CEO y desde ahora CEO y presidente, trataba de mantener a flote el negocio ordinario de la compañía manejando su política de compras.

Desde la empresa se espera que esta nueva compañía que nace tras la junta, con menor capital, con una depreciación brutal de sus marcas que las ha puesto "a precio de mercado" tras ser compradas algunas a precio de burbuja en 2008, tenga la posibilidad de competir y sobre todo de ser rentable.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba