Empresas

Bankia, Liberbank y BMN, las favoritas para la nueva ronda de fusiones, según la banca de inversión

Bancos de inversión como N+1 y BPI, entre otros, muestran sus quinielas de cara a la que consideran una inminente ronda de fusiones en la banca española: desde una compra de Bankia por parte de BBVA hasta la fusión de Liberbank con Banco Mare Nostrum.

Bankia es la entidad más apetecible, en opinión de los analistas de N+1.
Bankia es la entidad más apetecible, en opinión de los analistas de N+1.

Bankia, Liberbank y BMN se proyectan como las tres entidades más apetecibles en la próxima e inminente ronda de fusiones del sector financiero español. Al menos así se desprende de sendos informes sobre la banca en España publicados por BPI y N+1, respectivamente, y a los que ha tenido acceso Vozpópuli. La escasa rentabilidad de las entidades españolas (en especial de las de menor tamaño) y las cada vez mayores exigencias regulatorias han llevado al Banco de España a impulsar un nuevo proceso de consolidación bancario que podría reducir el número de bancos por debajo de la decena.

Si bien la falta de un acuerdo de Gobierno y las incertidumbres respecto a una nueva convocatoria de elecciones retrasarán la toma de cualquier decisión, ambos bancos de inversión coinciden en señalar a Liberbank como la entidad más apetecible en la inminente consolidación, toda vez que es la única antigua caja de entre los llamados siete enanitos de la banca que a día de hoy cotiza en Bolsa. "Su valoración deprimida, su posicionamiento como nicho de mercado y su pequeño tamaño la convierten en una entidad interesante y fácil de digerir", en opinión de los analistas del banco de inversión portugués BPI.

"Una fusión entre Liberbank y BMN podría tener sentido incluso estratégicamente", aseguran desde BPI

"Una fusión entre Liberbank y BMN podría tener sentido incluso estratégicamente", aseguran desde BPI, que en su informe detallan los costes, sinergias y posibilidades de hasta 19 escenarios de fusiones y adquisiciones distintos. En concreto, a la unión de la entidad nacionalizada y la presidida por Manuel Menéndez le otorgan una capacidad de reducción de costes (gracias a sinergias) del 19%, la mayor de todo el sector financiero español, gracias a su complementariedad geográfica y el hecho de que compartan un mismo sistema informático.

A favor de contar a Liberbank como el favorito en las quinielas de futuras fusiones y adquisiciones juega el hecho de que es una entidad con fuerte presencia en sus regiones core, al tiempo que tiene un tamaño relativamente pequeño, lo que la hace más fácilmente asimilable tanto para entidades grandes como para medianas. Además, al llevar años cotizando en Bolsa su valoración de mercado es más sencilla que otras antiguas cajas de ahorros pendientes de salir a los mercados. Así, una posible compra del banco podría interesar a Popular (que tendría que desembolsar unos 2.400 millones de euros), al igual que a Sabadell, según las proyecciones elaboradas por BPI.

BBVA se lanzará a por Bankia

En opinión del equipo de análisis de N+1, serán BBVA, Caixabank y Sabadell los que con más probabilidad actuarán como "depredadores" en las futuras operaciones de fusión y adquisición. "Todos ellos tienen experiencia en procesos de integración y ya fueron activos en la anterior ronda de fusiones, y además pensamos que tendrán ventajas en potenciales oportunidades en la próxima ronda", añaden desde este banco de inversión, quienes condicionan estas operaciones a que sean "geográficamente complementarias" y con potencial de sinergias. De entre los grandes, sin embargo, no esperan que ni Santander ni Bankinter aborden ninguna nueva integración en España. En un terreno intermedio estaría, por su parte, Popular, a quien ven como un banco potencialmente fusionable, si bien la voluntad de sus gestores de permanecer independientes podría dar al traste con posibles ofertas.

Para N+1, serán BBVA, Caixabank y Sabadell los bancos que actuarán como "depredadores" en las futuras operaciones de fusión y adquisición

En concreto, desde N+1 se tiran a la piscina con una gran apuesta: en su opinión será BBVA quien adquiera Bankia finalmente, si bien asumen que el escenario base es que el FROB salga de la entidad vendiendo paquetes accionariales como ya hiciera en febrero de 2014. Para los analistas de este banco de inversión hay muy pocos incentivos (ni por sinergias, ni por precio) para que un banco extranjero quiera entrar en Bankia, por lo que solo los tres grandes españoles podrían estudiar seriamente la opción de adquirir el banco ahora presidido por José Ignacio Goirigolzarri. Y sólo BBVA "es un candidato realista para embarcarse en un acuerdo así", explican desde N+1. 

"La adquisición de Bankia permitiría a BBVA reequilibrar su mix geográfico (su exposición a los emergentes se ha diluido desde 2/3 de los beneficios del grupo a apenas el 50%) a la vez que crearía el mayor gigante bancario en España de largo, con un gran potencial de sinergias y poder de mercado", argumentan, al tiempo que ponen la mala relación entre Francisco González y Goirigolzarri como uno de los potenciales impedimentos para llevar a cabo una operación como ésta. Este hipotético campeón financiero tendría cuotas de mercado de entre el 23% y el 27% en regiones clave como Madrid, Valencia o Cataluña.

Para llevar a cabo la compra de Bankia al FROB, con un coste para BBVA de cerca de 17.000 millones de euros, Francisco González tendría que llevar a cabo una ampliación de capital de no menos de 14.000 millones, según estiman desde N+1. Una alternativa podría ser, en su opinión, la venta por parte de BBVA de su negocio en Estados Unidos, donde posee una "posición débil", con bajos rendimientos y una cuota pequeña para ser un banco retail competitivo en todos los estados excepto en Alabama. La venta de la franquicia de EEUU le podría reportar al menos 10.000 millones de euros a BBVA, "un gran acuerdo para un negocio que solo está generando un RoE del 5%", señalan.

La adquisición de Bankia también parece ser una gran operación para BBVA en opinión de los analistas de BPI. Según sus cálculos, esta fusión supondría un ahorro de costes por sinergias de hasta un 14%, en una compra que supondría para el banco presidido por Francisco González el alcanzar una posición dominante en la capital de España, una de las plazas con más competencia en todo el sector financiero español. Para BBVA adquirir el banco nacionalizado supondría un desembolso de al menos 16.402 millones de euros, asumiendo una prima de control del 19% sobre el actual precio. En opinión de BPI solo Santander tendría músculo financiero para tratar también de adquirir Bankia, si bien estiman que dicha operación podría verse limitada por problemas con Competencia, toda vez que el banco presidido por Ana Patricia Botín ya ostenta una posición dominante en Madrid (no así BBVA). 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba