Empresas

La banca recorta sus ofertas gancho: ya solo paga por conseguir clientes 'ricos'

ING reduce su Plan Amigo solo a nuevos clientes con nómina. Liberbank o Selfbank exigen además operar en Bolsa o créditos.

Sede de ING Direct en España.
Sede de ING Direct en España. ING

Este pasado 18 de mayo ING Direct en España publicó las nuevas condiciones de su Plan Amigo, que incluyen un recorte respecto de otras promociones anteriores. En esta ocasión solo podrán beneficiarse de los 50 euros brutos (tanto para recomendador y recomendado) en aquellos casos en los que el nuevo cliente abra una Cuenta Nómina. En pasadas campañas el Plan Amigo también se aplicaba a clientes que abrieran una cuenta sin nómina, siempre que realizaran al menos un ingreso inicial y mantuvieran un saldo medio mínimo.

Liberbank ofrece 200 euros, pero solo por atraer un nuevo cliente con una nómina de al menos 600 euros al mes durante dos años

El recorte de ING en su principal oferta gancho la sitúa más cerca de sus competidores en este tipo de productos. Y es que Liberbank, que tiene el llamado Plan de tú a tú hasta final de año, ofrece a sus clientes 200 euros (y otros 200 para el recomendado) por atraer a la entidad un nuevo cliente, exige domiciliar una nómina de al menos 600 euros al mes durante dos años. También permite acogerse al plan a nuevos clientes que contraten un préstamo personal de al menos 10.000 euros y dos años de plazo, o quienes firmen una hipoteca de al menos 70.000 euros. También a quienes traspasen un fondo o un plan de pensiones de 30.000 euros o más.

Otra de las entidades online que utiliza un gancho (hasta el 31 de mayo) para captar nuevos clientes es Selfbank. Este banco digital paga hasta 140 euros a los padrinos que atraigan a un ahijado y se haga su cliente, quien por su parte puede obtener una bonificación de hasta 120 euros. Para optar a estas cantidades máximas no basta con abrir una cuenta, sino que hay que cumplir unos incentivos mínimos para ir consiguiendo remuneraciones: 20 euros por un ingreso de al menos 1.000 euros, 30 euros por un traspaso a fondos de al menos 5.000 euros, 40 euros por cinco operaciones en Bolsa... el depositante raso ya no tiene interés para la banca, ni siquiera la llamada low cost.

Una respuesta a los tipos bajos

Estos movimientos comerciales por parte de las entidades de banca digital se enmarca en un contexto de bajos tipos y creciente aversión a la captación de pasivo en forma de depósitos. Tanta es la falta de interés que desde hace meses hay entidades que han optado por no captar depósitos, tal y como ya contó Vozpópuli. Esto no quiere decir que no quieran captar recursos. Al contrario: la competencia cada vez es mayor para atraer a clientes de los considerados de alto valor añadido y más rentables: aquellos con más recursos, que traen consigo una nómina, que realizan más compras con tarjetas o que abren planes de pensiones o fondos.

Las opciones para los clientes se reducen a renunciar prácticamente a cualquier rentabilidad en cuentas corrientes y depósitos o bien pasar a productos no protegidos por el FGD, como son los fondos y los seguros de ahorro

Así, hace meses Banco Santander agitó el mercado con su Cuenta 1,2,3, que ofrece una mayor remuneración (de hasta un 3%) y devolución de recibos a aquellos clientes que se vinculen más. Lo mismo ocurre con entidades como Banco Sabadell, con su Cuenta Expansión, o como Banco Popular, que a finales del verano pasado respondió con la campaña Tenemos un plan, cuyo incentivo es la consecución de bonificaciones, descuentos y ventajas cuanta mayor sea la vinculación.

En un entorno en el que la remuneración del pasivo está en mínimos y algunos bancos se plantean incluso cobrar por él a ciertos clientes, las otras opciones para los clientes se reducen a renunciar prácticamente a cualquier rentabilidad en cuentas corrientes y depósitos (todos los productos tradicionales están ya por debajo del 1%) o bien pasar el capital a productos no protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos, como son los fondos, los seguros de ahorro y otras opciones, más interesantes para la banca en la medida que cobran más comisiones por las mismas. Esta imposibilidad de los bancos de remunerar su pasivo ha fomentado a su vez una cada vez mayor picaresca entre los clientes, que gracias a la economía colaborativa y a los foros de usuarios tratan de obtener las mayores rentabilidades posibles.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba