Motor

Musk llama "fascistas" a las autoridades californianas por el cierre de una planta de Tesla

Elon Musk se ha revelado contra las autoridades de California por obligar a cerrar la planta de Tesla que puso en marcha el pasado lunes desoyendo las órdenes dictadas por el condado de Alameda. El presidente Donald Trump ha mostrado su apoyo al controvertido fundador de la marca de coches eléctricos.

Elon Musk, dueño de la marca Tesla, se ha visto obligado a cerrar de nuevo la planta que la marca tiene en California.
Elon Musk, dueño de la marca Tesla, se ha visto obligado a cerrar de nuevo la planta que la marca tiene en California.

Tras haber cerrado la planta de producción de Tesla en California el pasado 23 de marzo, Elon Musk decidió volver a ponerla en marcha el pasado lunes, cuando 10.000 trabajadores se incorporaron a sus puestos de trabajo en contra de las órdenes dictadas por el estado californiano. Ahora, el condado de Alameda, en el estado de California, ha ordenado el cese de la producción en la factoría de Fremont según ha informado el periódico "San Francisco Chronicle", señalando que las autoridades del condado han ordenado por escrito a los responsables de la factoría que cesen las operaciones.

Elon Musk no se ha callado y ha calificado de "fascistas" las órdenes de confinamiento dictadas por las autoridades estadounidenses para ralentizar la propagación de la covid-19, e incluso antes de la reapertura de la factoría ya declaró que estaba dispuesto a ser arrestado por violar la prohibición del condado a reanudar las operaciones. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha tomado partido en favor de Musk y ha escrito en Twitter que "California debería permitir a Tesla y Elon Musk abrir la planta. Puede hacerse de forma rápida y segura".

Musk respondió a Trump con un "¡gracias!" por el apoyo del mediático presidente estadounidense y según medios de comunicación locales Musk envió también un correo electrónico a sus empleados para agradecerles la reanudación de la producción en la factoría. En las últimas horas, Musk, que ha minimizado el riesgo de infección y mortalidad de la covid-19, ha elevado el tono de su protesta contra las autoridades del condado de Alameda.

Amenazas de traslado

El lunes el multimillonario y fundador de Tesla explicó en Twitter que "estamos reanudando la producción hoy contra las normas del condado de Alameda. Yo estaré allí junto con los demás. Si alguien es arrestado, pido que sea solo yo". Y el sábado, primero aseguró que trasladaría el centro de investigación de la compañía fuera de California aunque posteriormente borró el tuit y escribió uno nuevo amenazando con sacar la sede de Tesla de California debido a las restricciones implementadas para frenar el coronavirus, y llevarla a Nevada o Texas: "Tesla trasladará ahora su sede y sus futuros programas a Texas/Nevada inmediatamente".

El fundador de Tesla también anunció que denunciaría al director interino de Salud de Alameda, que optó por mantener el confinamiento en el condado. "¡Está actuando de manera contraria a lo ordenado por el gobernador, el presidente y nuestras libertades protegidas por la Constitución, así como por el sentido común!", dijo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba