Economía

El Corte Inglés obtiene una quita del 80% en el alquiler de un centro tras negarse a pagar

La compañía de los grandes almacenes pagará un 20% del arrendamiento de un edificio en el centro de Valencia por el tiempo que estuvo cerrado durante el confinamiento

Centro comercial de El Corte Inglés.
Centro comercial de El Corte Inglés. Europa Press

Tras suspender el pago del alquiler de sus centros durante el tiempo que estuvieron cerrados, y pese a la negativa inicial de sus 'caseros', El Corte Inglés ha conseguido ya una rebaja del 80% del arrendamiento en uno de ellos. En concreto, ha obtenido rebajas relativas al uso del centro comercial en la céntrica calle Colón de la ciudad de Valencia, de Inbest Prime, propietario de otros centros donde se alojan los grandes almacenes.

La empresa que dirige Marta Álvarez ha obtenido una rebaja del 80% en el pago de las rentas correspondientes a los meses de abril y mayo, en los que el centro no pudo operar por restricción gubernamental, y de un 29% en el mes de junio.

Fuentes de El Corte Inglés consultadas por este periódico han negado que exista un acuerdo en estos términos, aunque desde la propietaria, la socimi Inbest Prime, lo han confirmado. "Ante la negativa del inquilino a hacer frente al pago de la renta, finalmente se concedió una bonificación del 80% en los meses de abril y mayo y un 29% en el mes de junio", han comunicado desde Inbest al Mercado Alternativo Bursátil.

La inmobiliaria viene de cerrar el último ejercicio con pérdidas por 1,08 millones de euros con una cartera de 193,9 millones en activos. El presidente de su consejo de Administración es Javier Basagoiti (presidente de la 'patronal' de las socimis, Asocimi) y entre sus accionistas está, con un 10,43%, Mistral Iberia Real Estate (el vehículo inmobiliario en el que han invertido el exfutbolista brasileño Ronaldo y los jugadores Juan Mata y Fernando Llorente).

Hito en la batalla de los alquileres

La decisión de Inbest Prime respecto a este edificio de El Corte Inglés marca un hito en la batalla por los alquileres que están emprendiendo las grandes marcas y los inquilinos de centros comerciales, que se encuentra en muchos casos en los tribunales.

Los inquilinos reclaman no pagar por el arrendamiento de sus locales cerrados durante el confinamiento, y si bien buena parte de los propietarios ha accedido a renegociar las condiciones, los hay que se han negado, como los tres gigantes de los centros comerciales en España, los franceses URW, Klépierre y Carmila

Como contó este periódico, El Corte Inglés suspendió el pago a sus caseros durante los meses en los que los grandes almacenes estuvieron cerrados, algo que se vería luego sucedido por el mandato del Gobierno de que, en estos casos, se estableciera una negociación entre inquilinos y propietarios. En una resolución de cuestionada constitucionalidad, de hecho, la Generalitat de Cataluña decretó a finales de octubre que los inquilinos de locales de negocio paguen el 50% de la renta cuando se vean obligados a cerrar por restricción gubernamental.

El Corte Inglés, por lo pronto, envió a mediados de marzo una carta a sus arrendadores comunicando su intención de dejar en suspenso las obligaciones económicas del contrato de arrendamiento mientras dure la situación de fuerza mayor sobrevenida por la covid-19.

En concreto, estas cartas fueron dirigidas a la socimi Inbest Prime, propietaria del edificio donde se aloja un centro de El Corte Inglés en Valencia (en la céntrica calle Colón), y a otros como Unibail-Rodamco-Westfield (URW), la mayor inmobiliaria cotizada de Europa, que desde diciembre de 2018 es el 'casero' de los grandes almacenes en Parquesur (Leganés) y La Vaguada (Madrid).

URW no cede

En el caso de URW, este gigante inmobiliario, propietario de varios centros comerciales en España, se ha negado durante los últimos meses a ceder ante sus inquilinos, insistiendo en que debían pagar la renta completa. Una postura que ya le ha hecho perder juicios en los tribunales, y enfrentarse a una treintena de demandas.

Dos jueces le han impedido ejecutar los avales de dos inquilinos que habían demandado renegociar las rentas, al tiempo que otra resolución judicial le prohibió incluir en listas de morosos a un arrendatario al que ya había ejecutado el aval sin previo aviso. Los jueces le han achacado falta de voluntad para negociar. 

En sus últimas cuentas presentadas, a finales de julio, Unibail Rodamco Westfield apunta a que la recaudación de alquileres para la división de centros comerciales en el primer semestre fue del 67% (94% para el primer trimestre, 38% para el segundo trimestre).

Según explica la compañía, el 3% de los alquileres del segundo trimestre han sido suspendidos, el 20% se han retrasado, ya sea por acuerdo o por aplicación de la ley, y el 39% están "pendientes de recuperar". A finales de julio, la recaudación por arrendamientos era del 50%. "El grupo espera una mejora tras la finalización de las negociaciones en curso con los inquilinos sobre el Covid-19", apuntaba en las cuentas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba