Economía

El drama presupuestario en Italia pasará factura a BBVA, Bankia y CaixaBank

Los libros de estas entidades son los más sensibles a la evolución del precio de la deuda italiana, que se ha abaratado durante el trimestre a raíz de la crisis política que vive el país

Giuseppe Conte asume como primer ministro de Italia
Giuseppe Conte asume como primer ministro de Italia

La decisión del Gobierno de Italia de elevar el objetivo de déficit desde el 1,8% hasta el 2,4% de cara a los Presupuestos de 2019 -meta que se prolongará a 2020 y 2021- golpeó fuertemente ayer viernes a los mercados. La senda presupuestaria planteada por el país transalpino puede provocar un choque frontal con Bruselas y añadir nuevas dosis de incertidumbre política. Consecuentemente, el precio de los bonos italianos se abarató significativamente y todas las bolsas del Viejo Continente registraron fuertes caídas, con un damnificado particular: la banca.

Todos los valores del Stoxx Banks, índice que recoge a los principales bancos europeos, cerraron en rojo, con caídas que alcanzaron el 9% en algunas entidades italianos. En España, los más afectados fueron Bankia, Santander y Sabadell, con descensos superiores al 3%. Y es que la banca es el sector más vulnerable ante las crisis políticas, pues su negocio es el que más vinculado está a la confianza económica.

No obstante, más allá del terremoto bursátil, la caída en el precio de los bonos italianos -inversamente proporcional a su rentabilidad- también puede haber generado un agujero en el balance de las entidades, afectando a su capital. A 30 de junio, la rentabilidad del papel italiano a 10 años se situaba en el 2,65%, al cierre del viernes alcanzó el 3,15%, de modo que su precio ha bajado significativamente durante el trimestre.

BBVA, Bankia y CaixaBank, son los bancos españoles cuyos libros son más sensibles a variaciones en el precio de la deuda italiana, ya que son los que tenían más bonos del país transalpino disponibles para la venta -contabilizados a valor razonable- a cierre del primer semestre. El abaratamiento de la deuda italiana en el trimestre es previsible que haya afectado negativamente al capital de estas entidades.

En la primera mitad de año BBVA ya se apuntó minusvalías en su cartera de deuda por importe de328 millones de euros, debido principalmente a Italia. Este impacto, en cualquier caso, fue patrimonial y no tiene reflejo en la cuenta resultados a no ser que se vendan las carteras.

Santander huye de Italia

Por el contrario, Santander y Sabadell, dos de las entidades que estaban más expuestas al país transalpino, decidieron deshacer posiciones. Sabadell vendió 3.800 millones de euros en deuda italiana en el segundo trimestre y Santander 4.600 millones durante semestre. Con estas ventas, el banco cántabro logró reducir a cero su exposición a Italia. Sabadell, por su parte, aún cuenta con 5.900 millones de euros en bonos italianos, pero tiene previsto mantenerlos en balance hasta su vencimiento -los tiene contabilizados a coste amortizado-, por lo que la evolución en su precio no influye en balance.

Sumando la deuda disponible para la venta y la que se mantendrá hasta vencimiento, la entidad que más exposición total tiene a Italia es BBVA, con 7.600 millones, por delante de Sabadell (5.900 millones), Bankia (5.719 millones), Liberbank (3.752 millones) y CaixaBank (1.865 millones).

Durante el primer semestre, Bankia, Liberbank y BBVA, así como CaixaBank en menor medida, se cargaron de bonos italianos aprovechando que su precio había bajado. El objetivo era incrementar su rentabilidad confiando en que la tensión no vaya a más. Una estrategia que ya realizaron las entidades con la deuda española cuando la prima de riesgo se situaba en el entorno de 400 y 500 puntos básicos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba