ECONOMÍA

La deuda pública se disparará al 132% del PIB en 2048 si no se toman medidas

Ls AIReF plantea tres escenarios: si no se toman medidas la deuda se disparará, si se acaba con el déficit bajará al 75% del PIB y sólo si se lleva a cabo una reforma de las pensiones se logrará el objetivo del 60%

José Luis Escrivá, presidente de AIReF
José Luis Escrivá, presidente de AIReF APIE

La deuda pública de España cerrará este año en el 95,4% del PIB y aunque teóricamente debe bajar hasta el umbral del 60% para cumplir con la Ley de Estabilidad, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha advertido de que si el país no toma medidas no sólo no logrará este objetivo, sino que la deuda se disparará hasta el 132,2% del PIB en el año 2048.

Estima que si se mantiene el escenario actual y el Gobierno no aplica políticas para compensar el ingente aumento de gasto para pagar pensiones que viene por delante, la deuda se enquistará en el 90% en la próxima década y a partir de entonces se disparará 50 puntos de PIB (unos 600.000 millones de euros), sobre todo debido al efecto de ligar la revalorización de las pensiones al IPC.

La AIReF plantea que si se quiere seguir manteniendo el poder adquisitivo de las pensiones -vinculándolas a la inflación- para poder contener la deuda, el Estado no solo tendrá que hacer un esfuerzo para cuadrar sus ingresos y gastos y sanear sus cuentas, para abandonar su situación de déficit estructural, sino que tendrá que mantener indefinidamente una situación de superávit del 2% para financiar el déficit de las pensiones. 

En caso de que esto se produzca, algo poco probable dado que el país sólo ha conseguido estar en superávit durante los años del boom inmobiliario e incumple de forma recurrente sus objetivos de déficit, el Estado conseguirá estabilizar su deuda por debajo del 75% del PIB en el año 2048, con lo que tampoco llegaría al objetivo de situarla en el 60%.

Para lograr este ambicioso objetivo en 2031, la AIReF señala que la única vía es aplicar reformas en el sistema de pensionesque contrarresten el problema del envejecimiento de la población, además de mantener el equilibrio presupuestario.

Sólo con medidas impopulares en pensiones se podrá bajar la deuda al 60% del PIB

En concreto apuntan a la necesidad de que se aplique el Factor de Sostenibilidad de la reforma de las pensiones del PP de 2013, cuya entrada en vigor fue pospuesta hasta el año 2023 y que propone tener en cuenta la esperanza de vida para hacer el cálculo de la pensión. 

Además, vuelven a recordar que es necesario ampliar el plazo que se tiene en cuenta para el cálculo de la pensión, de los 22 años que se toman en la actualidad a 35 (en muchos países de Europa se utiliza toda la vida laboral para el cómputo), y que hay que hacer converger la edad legal de jubilación (que será de 67 años en 2027) y la edad efectiva de jubilación (es decir, la edad real a la que de media se jubilan los españoles, que actualmente es de 62,7 años). 

La combinación de esas tres medidas tendría un efecto similar al que hubiera tenido la utilización del descartado Índice de Revalorización de las Pensiones. 

Cómo bajar la deuda de las comunidades

Para que España consiga el equilibrio presupuestario deberá llevar el stock de deuda de las comunidades autónomas al 13% del PIB y el de la Administración Central y la Seguridad Social al 44%. 

Si no se aplican medidas adicionales, la AIReF considera que habrá cinco comunidades que sí alcancen una ratio de deuda inferior al 13% del PIB en los próximos 30 años: Canarias, Galicia, la Comunidad de Madrid, la Comunidad Foral de Navarra y el País Vasco. 

En caso de que se aplicaran medidas fiscales para que las comunidades cuadren su cuentas y cierren el déficit, habrá otras ocho que consigan acortar su deuda y sólo cuatro no conseguirían bajar del 13% de deuda: Castilla-La Mancha, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Murcia, debido al elevado endeudamiento y a su alta dependencia de los mecanismos extraordinarios de financiación. 

Evolución del gasto en pensiones

El gasto en pensiones aumentará un 3% (unos 36.000 millones) de aquí a 2048. Actualmente el gasto que hace el Estado para pagar las pensiones equivale a un 10,6% del PIB y en caso de que no se apliquen medidas de aquí a 2048 aumentará hasta el 13,4% del PIB, lo que mantendrá el déficit del sistema de Seguridad Social en el 1,5% de promedio de aquí a entonces.

En caso de que se apliquen las reformas paramétricas contempladas en el tercer escenario, el gasto se restringiría al 11,3% del PIB.

Esta estimación se hace con la advertencia de que existen otros factores que podrían influir en la evolución del gasto en pensiones, como el pago de pensiones de funcionarios de Clases Pasivas del Estado (un régimen a extinguir, cerrado desde 2011).

También incidirá el gasto derivado de la evolución demográfica en el largo plazo: recursos destinados a sanidad, dependencia y educación, así como el gasto vinculado al mercado laboral, como las prestaciones por desempleo. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba