Economía

Así será la desescalada en los rascacielos españoles

Cámaras termográficas, geles, señalizaciones y turnos de llegada y salida. Aunque las medidas adoptadas son similares en todos los edificios, cada uno tiene sus particularidades

Vista general de las Cuatro Torres de Madrid.
Vista general de las Cuatro Torres de Madrid. Efe.

Las Cuatro Torres de Madrid, Torre Iberdrola, Torres Kio, Torre Picasso, Torre Sevilla... Los modernos rascacielos españoles vuelven a albergar estos días a miles de trabajadores, una vez que ha remitido el impacto sanitario del coronavirus.

En general, las medidas adoptadas en cada uno de estos edificios para asegurar una vuelta al trabajo sin riesgo de contagio son similares; pero cada inmueble tiene alguna particularidad que hace que las normas adoptadas tengan diferencias.

En pocas empresas saben más de este proceso de desescalada en rascacielos que en Pontegadea. La sociedad de inversión de Amancio Ortega es propietaria de grandes edificios, valorados en unos 10.000 millones de euros, situados en las principales zonas de oficinas de España, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Corea.

"No es lo mismo protocolo en un edificio que ocupa un solo inquilino o en otro que alberga distintas empresas; la regulación tampoco es igual en todas las ciudades", indican en Pontegadea

La empresa del fundador de Inditex gestiona ahora la vuelta a la actividad en sus inmuebles repartidos por medio mundo. En todos ellos ha colocado cámaras termográficas de última generación.

"Los protocolos son similares, pero todos los edificios tienen sus características, que los hacen únicos, y hay que adaptar las medidas a sus particularidades", explican en la compañía de Ortega.

"No es lo mismo un edificio que está ocupado por un solo inquilino, como la sede de una multinacional, u otro que alberga varias empresas", indican. "Tampoco la regulación es la misma; no se aplican exactamente las mismas normas en España que en Estados Unidos, o incluso en Nueva York que en Seattle, por ejemplo". 

Torre Picasso

En Torre Picasso, el edificio más representativo del corazón financiero y empresarial español de los últimos 30 años, propiedad de Pontegadea (lo compró por 400 millones a FCC en el año 2011), el grupo de Amancio Ortega ha preparado la desescalada teniendo en cuenta como elementos fundamentales la protección de las personas, y la preparación y mantenimiento de los elementos físicos.

Torre Picasso, en Madrid.
Torre Picasso, en Madrid. Efe.

Torre Picasso, situada junto al Paseo de la Castellana en Madrid, emplea a cerca de un centenar de personas. En recepción, seguridad, limpieza, administración. Todo el personal emplea mascarillas, y los que trabajan en el hall también llevan guantes.

Hay dispensadores de geles repartidos por la entrada y las plantas, también en los parkings. Todos los equipos de protección del personal del edificio los ha suministrado Pontegadea, también para los proveedores del inmueble.

En los dos puestos de atención de la entrada a la torre se han colocado mamparas protectoras. Como ha hecho en todos sus edificios, la sociedad de Ortega ha colocado cámaras termográficas a la entrada de Torre Picasso, capaces de medir la temperatura de varias personas a la vez.

Los sistemas de renovación de aire se han incrementado, así como la frecuencia de los procesos de limpieza

Se han colocado en espacios visibles cartelería informativa de las medidas adoptadas. Hay indicadores de dirección en los suelos, también de situación en los ascensores. Los elevadores funcionarán a un tercio de su capacidad, entre cuatro y cinco personas cada vez.

Los sistemas de renovación de aire se han incrementado, así como la frecuencia de los procesos de limpieza. Se han aumentado los productos de limpieza con mayor efecto bactericida, y se han creado protocolos de limpieza para elementos físicos (botones, ascensores, recepción, mostradores...).

Se han establecido franjas horarias hasta las 10 de la mañana para organizar la entrada de las personas que trabajan en las oficinas de la torre. Ese horario y las filas de entrada se han establecido en función de las plantas a los que se han dispuesto que vaya cada uno de los ascensores.  La entrada y la salida se realiza por accesos diferentes.

Torres Kyo

Las torres Kyo, otro de los pulmones financieros del tejido empresarial español, prepara también la vuelta de sus empleados en un escenario de obligada convivencia con el coronavirus.

Torres Kio, en Madrid.
Torres Kio, en Madrid. Efe.

Bankia, propietaria de una de las dos torres que coronan la madrileña Plaza de Castilla, ha diseñado un plan para la vuelta al trabajo de los cerca de 1.900 empleados que trabajan en su rascacielos. La intención es que al menos un 30% de la la plantilla esté ya incorporada en las próximas tres semanas. En algunas entradas a las oficinas de la entidad financiera se medirá la temperatura a los empleados, impidiéndose el acceso a quienes tengan fiebre.

Bankia ha cambiado los dispositivos de identificación basados en huella dactilar por otros de tarjeta, a fin de reducir los contagios -se evita la manipulación con los dedos-. También realizará un seguimiento de la salud de sus empleados, y realizará tests "con criterios selectivos".

La entidad bancaria recomienda a los empleados que lleven su propia mascarilla para utilizarla cuando sea imposible mantener dos metros de distancia entre personas

La cafetería será únicamente un punto de pedida y recogida de comida. El suelo de la torre estará señalizado para identificar puntos de espera y zonas restringidas.
La entidad bancaria recomienda a los empleados que lleven su propia mascarilla para utilizarla cuando sea imposible mantener dos metros de distancia entre personas.

Torre Cepsa

En Torre Cepsa, uno de los cuatro rascacielos que integran las Cuatro Torres de Madrid, unos 150 empleados del grupo energético se han incorporado esta semana a sus puestos, y durante las próximas semanas lo harán hasta alcanzar el medio millar de trabajadores en la torre (en total son cerca de 2.000). 

Torre Cepsa, en Madrid.
Torre Cepsa, en Madrid. Efe.

En el rascacielos, propiedad de Pontegadea, y que también alberga oficinas de Amazon, se han establecido turnos de entrada y también distintos accesos de entrada y salida; los ascensores podrán ser empleados por nueve personas a la vez, un tercio de su capacidad; las zonas comunes han sido cerradas

Los empleados de Cepsa que lleguen a la torre han recibido previamente un curso de formación por internet para conocer el protocolo de entrada, salida y permanencia en el inmueble. Los trabajadores deberán tomarse en casa, antes de acudir al trabajo, la temperatura, y si esta supera los 37 grados, no salir e informar de las personas con las que anteriormente pueda haber estado en contacto.

Torre Iberdrola Bilbao

La Torre Ibredrola en Bilbao es un edificio de 41 plantas y 165 metros de altura que acoge a más de 2.000 empleados de la empresa energética y otras 50 compañías. Los ascensores se han limitado a cuatro personas por trayecto -originalmente albergan a 21 personas-. Además, se han colocado pegatinas en el suelo para que quienes los utilicen se coloquen debidamente. Los ascensores del garaje se han limitado a dos empleados por trayecto.

Torre Iberdrola, la sede social de la compañía eléctrica en Bilbao, vista desde el Museo Guggenheim.
Torre Iberdrola, la sede social de la compañía eléctrica en Bilbao, vista desde el Museo Guggenheim. EFE/Luis Tejido.

En el rascacielos se han instalado mamparas de protección en varios puntos de atención al público, como por ejemplo la recepción. Además, se ha hecho acopio de termómetros de alta precisión para medir la temperatura.

Los paquetes recibidos serán desinfectados y mantenidos en cuarentena durante 24 horas. En cuanto a la ventilación, hasta ahora eran muchas las oficinas que reutilizaban parte del flujo del aire. En Iberdrola han decidido ventilar el edificio dos horas antes del inicio de la jornada laboral. La ventilación en los baños se mantendrá las 24 horas del día.

El software 'anticovid-19'

CYPE, compañía alicantina de software para arquitectura, ingeniería y construcción, ha desarrollado una herramienta que permite diseñar medidas preventivas para combatir el coronavirus.

La plataforma puede utilizarse tanto en edificios como en espacios abiertos, y tiene en cuenta la normativa de espacio entre personas para la reducción del riesgo de contagio. Está pensada para hoteles, restaurantes, bares, colegios y, en general, aquellos lugares con una afluencia más o menos nutrida de personas.

Para su utilización sólo es necesario disponer de un plano, sobre el cual se planificarán las medidas de prevención y se diseñarán los espacios habilitados a fin de evitar los contagios. La descarga de la aplicación es gratuita y puede hacerse desde BIMserver.center. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba