Economía

El Banco de España contempla fusiones bancarias transfronterizas en Europa

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, considera que las fusiones bancarias son "una alternativa clara para mejorar la rentabilidad y ganar en eficiencia". Los bancos españoles se han desprendido desde 2013 de activos dudosos por importe de 118.000 millones de euros

Banco de España.
Banco de España. EFE

¿Veremos a Santander fusionarse con un banco alemán? ¿O al BBVA unirse con una entidad francesa? El Banco de España no descarta que, a medida que se avance en la unión bancaria en Europa, se produzcan fusiones transfronterizas.

"Por ahora solo hemos tenido experiencia de fusiones a escala nacional, donde los ahorros de costes por sinergias y optimización de redes resultan evidentes", comenta en una entrevista incluida en la Memoria de la Supervisión Bancaria en España en 2018, la subgobernadora de la institución, Margarita Delgado. "Pero a medida que avancemos en la Unión Bancaria no sería descartable que se produjeran fusiones transfronterizas en esta área, lo que favorecería claramente una mayor integración financiera en Europa.

La subgobernadora precisa en la entrevista que el papel del supervisor "no es decidir qué fusiones son deseables y cuáles no", sino valorar en qué medida una nueva entidad, resultante de una fusión, "tiene como base un modelo de negocio sólido y genera valor en su conjunto".

Banco de España advierte que, a pesar del esfuerzo realizado, los bancos deben mantener el impulso por desprenderse de activos dudosos

"Dicho esto", continua Delgado, "sí que considero que, en el actual contexto de bajos tipos de interés, en el que muchos bancos están operando con rentabilidades por debajo de su coste de capital y con estructuras de costes muy pesadas, las fusiones son una alternativa clara para mejorar la rentabilidad y ganar en eficiencia".

Activos improductivos

Los bancos españoles se han desprendido en los últimos cinco años, entre 2013 y septiembre de 2018, de activos dudosos por importe de 118.000 millones de euros.

El Banco de España destaca en el informe el esfuerzo que las entidades españolas han hecho en los últimos años para desprenderse de este tipo de activos, buena parte heredados del pinchazo de la burbuja inmobiliara. Pero advierte que el sector debe continuar con la tarea.

Según datos aportados por el supervisor, los activos dudosos del sector privado residente se han reducido en un 63%, desde su máximo a finales de 2013, cuando representaban cerca de 190.000 millones de euros; en septiembre de 2018 eran unos 72.000 millones de euros.

"Si bien el esfuerzo es evidente", dice Banco de España, "las entidades deben mantener el impulso actual en la reducción de los activos improductivos". El organismo subraya que el pasado año se dieron "importantes pasos en este sentido", indicando que los bancos fueron muy activos en la venta de carteras dañadas e inmuebles adjudicados.

"Cada entidad debe planificar su propia estrategia de desinversión, para lo que habrá de tener en cuenta la guía que el Banco Central Europeo (BCE) publicó en marzo de 2017, así como su adenda de marzo de 2018", recuerda.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba