Banco Popular

Saracho tumba uno de los últimos acuerdos de Ron: la alianza con Pepper en consumo

El nuevo presidente del Popular deshace uno de los últimos acuerdos adoptados por Ron: la alianza en crédito al consumo con el fondo australiano Pepper, ya que exigía capital para su internacionalización. El banco tenía además que comprar entre un 5% y un 20% de las acciones de Pepper en Australia.

Emilio Saracho, nuevo presidente de Banco Popular.
Emilio Saracho, nuevo presidente de Banco Popular. Efe

Emilio Saracho da un giro de 180 grados a la estrategia en financiación al consumo de Banco Popular. El nuevo presidente ve este segmento como una buena oportunidad para fortalecer el capital del banco, para lo que está planteando dos iniciativas distintas: deshacer su alianza con Pepper, uno de los últimos acuerdos estratégicos de Ángel Ron en el banco; y traspasar su 49% en WiZink.

La decisión de romper el acuerdo con el gigante del consumo australiano, Pepper Group, ha sido tomada por Saracho en los últimos días, aunque era algo que tuvo claro desde que llegó a Popular, según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli. Esta alianza implicaba que Pepper comprara el 50% de Popular Servicios Financieros, a la que ambas entidades inyectarían 100 millones de dólares para crecer en España, Portugal y, más adelante, otros países. Ademas, Popular se comprometía a comprar un 5% de las acciones de Pepper, ampliable hasta el 20%. Este grupo vale en Bolsa unos 350 millones de euros.

El acuerdo, anunciado en julio, estaba pendiente tan sólo de las aprobaciones de los reguladores español y portugués, y podría haberse sellado en este arranque de 2017. Sin embargo, por el transcurso ha llegado el cambio de timón en Popular y la crisis bursátil que ha provocado que el nuevo presidente repiense el pacto y toda la estrategia del banco.

Según las mismas fuentes financieras, Saracho no lo ve como un mal acuerdo, pero considera que no es el momento de planteamientos como éste que consumen capital y que implican expandirse internacionalmente, cuando su intención para el banco es totalmente la contraria: vender sus filiales en Estados Unidos y Portugal.

El acuerdo con Pepper exigía la aportación de más capital y la adquisición de entre un 5% y un 20% del capital del grupo australiano

El acuerdo que se iba a llegar con Pepper era similar al que se alcanzó hace algunos años con los mexicanos de Ve por más, de la familia Del Valle, que finalmente fue el origen de la guerra del consejo que se cobró la cabeza de Ron.

Tras este frenazo al pacto con los australianos, se espera que Saracho reactive otro tipo de operaciones con las que desinvertir en el negocio de financiación al consumo.

Venta de WiZink

Entre ellas, destaca la venta de su filial WiZink, en la que participa junto al fondo nortamericano Värde Partners (con un 51%). Bank of America Merrill Lynch ya tiene un mandato para poner en mercado esta filial por unos 2.500 millones, según El Confidencial. Esta valoración supondría unas plusvalías de unos 800 millones para Popular.

Fuentes financieras consultadas por este medio señalan que lo que más sentido tiene es que Värde compre el 49% de Popular en WiZink para sacarlo a Bolsa más adelante o venderlo a un industrial, una vez que WiZink haya alcanzado la velocidad de crucero. Así, ven complicado que llegue ningún comprador a estas alturas para compartir accionariado con Värde o para desembolsar, hoy en día, 2.500 millones. Uno de los potenciales candidatos, Evo Banco, de Apollo, se desmarcó este miércoles de la operación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba