Banca

Caja España refinanció 48 millones a su presidente pese a su "escasa solvencia"

La refinanciación de la deuda de las inmobiliarias de Santos Llamas impidió que, de acuerdo a la normativa, el presidente de Caja España cesara en su cargo. Entre 2006 y 2009 recibió créditos valorados en más de 70 millones de euros.

Santos Llamas, ex presidente de Caja España.
Santos Llamas, ex presidente de Caja España. Efe.

El consejo de administración de Caja España se reunió el 8 de enero de 2009 para abordar la situación de las deudas que mantenía con la entidad empresas inmobiliarias de su presidente, Santos Llamas. En pleno pinchazo de la burbuja inmobiliaria española -siete meses antes se había declarado el concurso de Martinsa Fadesa, la mayor quiebra empresarial ocurrida en España- los consejeros de la entidad castellana decidieron refinanciar la mayoría de las deudas de su presidente. Lo hicieron a pesar de que el Comité de Riesgos de la caja lanzó duras advertencias. Santos Llamas se ausentó de dicha reunión.

El Juzgado de Instrucción número cinco de León investiga desde 2011 posibles delitos societarios en Caja España a raíz de una denuncia de Izquierda Unida contra esa operación de refinanciación aprobada por la caja en enero de 2009. El consejo de administración de la entidad, a excepción de Santos Llamas, está imputado. Entre ellos el actual coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo.

Vozpópuli ha accedido al contenido de los informes que profesionales del Banco de España elaboraron sobre los créditos concedidos por Caja España a Santos Llamas, y también de otros créditos aportados por Caja Duero. En marzo de 2013 el organismo envió a la Fiscalía Provincial de León un primer informe firmado por la Jefa de la División de Asesoría jurídica Interna. A finales de agosto de ese mismo año, el Departamento de Inspección del Banco de España envió al juzgado otro informe en el que se ratificaban las conclusiones del anterior, firmado por un inspector y un Jefe de Grupo. El pasado viernes día 17 de marzo los peritos de Banco de España declararon durante seis horas en el juzgado de instrucción número cinco de León y se refirieron a algunas de aquellas operaciones entre Caja España y su presidente como "inauditas", de acuerdo a fuentes presentes en el proceso.

La refinanciación de la deuda de Santos Llamas evitó que este hubiera estado obligado a dimitir como presidente de Caja España

En el informe enviado por Banco de España en agosto de 2013 al juzgado de León, se explica que el riesgo refinanciado por Caja España a las inmobiliarias de su presidente, aprobado por el consejo de administración en esa sesión de enero de 2009, ascendía a 48,2 millones de euros, lo que suponía el 2,67% de los recursos propios de la entidad, que presentaba unas pérdidas de 44,3 millones. En total, las operaciones de crédito y refinanciaciones entre la caja y Santos Llamas ascendió a 79 millones de euros, según la información enviada por Caja España a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en sus informes de Gobierno Corporativo entre 2006 y 2009, (una estimación elaborada por este diario).

El consejo de administración de Caja España aprobó no sólo refinanciar la deuda de Santos Llamas "al no poder hacer frente a sus obligaciones", señalan los peritos del Banco de España. También se acordó ampliar la financiación a una de las sociedades del presidente de la entidad.

En concreto, la caja aprobó respecto a la empresa Promociones Carrinor, de la que Santos Llamas poseía el 50% a través de Construcciones Carriegos, ampliar en tres millones de euros, hasta un total de 5,1 millones, un préstamo hipotecario concedido por Caja España en 2007 para la construcción de unas viviendas en Oviedo. Además se amplió el límite de una línea de avales de 0,7 millones hasta un millón de euros para garantizar la entrega a cuetna de las viviendas.

El Comité de Riesgos de Caja España advirtió sobre estas operaciones que la solvencia de la sociedad de Santos Llamas era "escasa", derivada de la promoción a financiar con una cobertura del 78,4%. El mismo comité destacó que la capacidad de pago de la empresa dependía "de las ventas de la promoción" y que la tesorería era "baja como consecuencia de un realizable y disponible escaso para hacer frente a su endeudamiento a corto plazo". También alertaba de su "alto apalancamiento" y de que se desconocía la identidad del otro accionista de la empresa.

Caja España aprobó en 2010 su fusión con Caja Duero, y un año después se integró en Unicaja. La entidad resultante de la fusión de Caja España y Caja Duero, Ceiss, recibió en 2013 una ayuda pública de 604 millones de euros. En 2013 Ceiss transfirió a la Sareb los créditos pendientes de subrogación de esa promoción de Santos Llamas de viviendas en Oviedo, "con el consiguiente quebranto para Banco Ceiss de 1,1 millones de euros".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba