Economía

La Armada creará un 'Alexa' para navegar con la voz y uniformes sensorizados

Navantia lanza un plan para el desarrollo, implantación y explotación de la Inteligencia Artificial en embarcaciones militares sin descartar su uso civil

Imagen del portaviones “Juan Carlos I” de las Fuerzas Armadas.
Imagen del portaviones “Juan Carlos I” de las Fuerzas Armadas. Armada

Navantia, la sociedad pública española enfocada a la construcción naval civil y militar, ha lanzado un plan de modernización de la flota de los buques de la Armada española centrado en el uso de nuevas tecnologías, entre ellas, la Inteligencia Artificial.

El pliego de prescripciones del concurso público, al que ha tenido acceso Vozpópuli, desvela la intención de crear, entre otras cosas, un sistema de control de voz al estilo de Alexa, Siri o Google Home, que permitirá controlar diferentes funciones del barco, como puede ser la navegación del mismo mediante órdenes vocales.

Se trata de conseguir "tecnologías por voz aplicadas en conseguir un asistente inteligente sobre el buque y sussSistemas que irá evolucionando tanto en su alcance cognitivo como en las funciones capaces de manejar, usando sistemas de procesamiento del lenguaje. También aplicaremos dichas tecnologías para conseguir productos como un diario de a bordo o distintos tipos de informes a partir de las conversaciones grabables de la dotación por los distintos canales de comunicación".

Cada barco tendrá un 'gemelo digital', una réplica digital que se integra en un sistema ciberfísico para detectar desviaciones en el comportamiento habitual o estándar de los sistemas, y alertar sobre averías antes de que sus consecuencias puedan ser graves"

Desde Navantia responden a preguntas de este diario. "La Inteligencia Artificial permite el desarrollo de un asistente por voz inteligente, apoyado en técnicas de reconocimiento de voz, por lo que en un futuro determinadas funcionalidades podrían ser gobernadas de esa forma. Podría decirse que más o menos es un 'Alexa' para los barcos, pero dotado de prestaciones avanzadas y respondiendo en su desarrollo a estrictos estándares de calidad y seguridad de misión".

Hombres conectados a máquinas

El plan de Navantia para la modernización de la flota militar, que también puede trasladarse a los barcos comerciales, contempla el uso de interfaces HMI (Human Machine Interface), una suerte de panel de control que conecta a un humano con una máquina. En resumen, hablamos de uniformes o ropa con sensores, denominados wereables. Esto permite mejorar las capacidades del soldado, e incluso preparar formaciones y entrenamientos a la carta, teniendo en cuenta sus patrones de comportamiento, variables biométricas, de estrés... Estos entrenamientos se realizarían mediante el uso de redes neuronales e inteligencia artificial para que sean lo más personalizados posible.

No se trata estrictamente de evitar situaciones de riesgo o de otro tipo sino, en un sentido más amplio, asistir al operador en el manejo de sistemas complejos, simplificando su tarea, lo cual permitirá la mejora de las condiciones sociolaborales de los trabajadores.

"Una de las aplicaciones es diseñar un programa formativo específico en función de la información recopilada en la interacción del usuario con el sistema. En el mercado están disponibles gran variedad de dispositivos y wereables. La selección tiene que ver con las capacidades a desarrollar. Por poner un ejemplo, la aplicación de técnicas de Realidad Aumentada, Realidad Virtual y Realidad Mixta usando gafas de Realidad Aumentada se considera de gran interés para la ejecución de tareas de mantenimiento en remoto, proporcionando apoyo a personal con menor especialización", apuntan desde Navantia.

Buques con un 'gemelo digital'

Además, cada barco tendrá un 'gemelo digital', una réplica detallada y actualizada del buque real en soporte informático que contiene todos y cada uno de los elementos de configuración, con sus geometrías, características, información técnica y logística, y modelos matemáticos de comportamiento.

Navantia considera que la mayor innovación en este sentido se encuentra en que ambos buques, el real y el virtual, están conectados e integrados a través de un sistema ciberfísico. La Inteligencia Artificial se emplea en la explotación de estos datos para detectar desviaciones en el comportamiento habitual o estándar de los equipos, y alertar de forma temprana sobre averías antes de que sus consecuencias puedan ser graves.

"Todo este conjunto de tecnologías permite orientarse al cliente y al mercado de forma competitiva mediante una cartera de productos y servicios inteligentes adecuados a un ciclo de vida operativa media de unos 30 años", concluyen desde Navantia.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba