Medios

'La Vanguardia' diseña su hoja de ruta: nuevas firmas, secciones y 'mediación'

Jordi Juan será el tercer director de 'La Vanguardia' desde el año 2000. Tras alejar al diario del soberanismo de la etapa de Antich con el nombramiento de Carol, Juan pilotará el salto digital

Jordi Juan, futuro director de 'La Vanguardia'; el actual director Màrius Carol y su antecesor Josep Antich
Jordi Juan, futuro director de 'La Vanguardia'; el actual director Màrius Carol y su antecesor Josep Antich

Cuenta atrás para cambiar la mancheta de La Vanguardia. En menos de tres meses, el diario del Grupo Godó nombrará oficialmente a Jordi Juan nuevo director de la cabecera en sustitución de Màrius Carol, en el cargo desde finales de 2013. Con la promoción de Juan, adelantada en primicia por Vozpópuli, La Vanguardia tendrá su tercer director en los últimos 20 años, un periodo que no ha sido siempre tranquilo para el diario.

Juan, hombre de la confianza de Carlos Godó, está llamado a pilotar la transformación digital del diario y la puesta en marcha del muro de pago, la gran apuesta de la prensa para este año. Su nombramiento se barruntaba desde hace meses, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha decidido oficializar el relevo de Carol, previsto para el próximo 1 de marzo.

Carol ha permanecido en el cargo durante siete años. Bajo su mandato, el diario ha vivido los momentos más tensos del 'procés', como el falso referéndum del 1-O, la efímera declaración de independencia y el juicio de la causa en el Tribunal Supremo. El todavía director, que antes ocupó la dirección de comunicación de la compañía y fue responsable de la información sobre la Casa Real, fue nombrado por el conde de Godó para reconducir el diario tras la deriva soberanista que sufrió el diario con el anterior director, Josep Antich, hoy director de ElNacional.cat.

También ha sido durante esta última etapa cuando el diario puso en marcha una suerte de consejo de sabios para asesorar "en Madrid", plaza en la que se quiere pulir tanto la imagen del diario como la de RAC 1, emisora líder en Cataluña pero también cercana al independentismo.

En las pocas ocasiones que La Vanguardia ha informado sobre las sesiones de este 'lobby', siempre ha subrayado que se ha tratado la situación de la comunidad "y de las perspectivas para una deseable superación de la crisis política en Catalunya". Está formado por Enric Juliana, Josep Piqué, Carles Casajuana, Carlos Godó, Javier Godó, Santiago de Torres, Jaime Carvajal, María Benjumea y Rocío Martínez-Sampere.

Completa la mesa el citado Carol, quien hace menos de un año celebró un desayuno informativo en la capital en que salió en defensa del papel del periódico durante el 'procés' y defendió que neutralidad no significa equidistancia y apuntó que el diario apuesta por la vía del "diálogo, la negociación y el pacto".

En esta nueva etapa, las fuentes consultadas por Vozpópuli apuntan a que Juan quiere seguir el camino trazado por su predecesor. Mientras que sí se espera la entrada de nuevas firmas y la puesta en marcha de nuevas secciones, el nuevo director no tiene previsto hacer cambios en la línea editorial. "El diario tiene la voluntad de contribuir a resolver el conflicto en Cataluña", apuntan estas mismas fuentes.

Carol, asesor del conde

Tras navegar las procelosas aguas del 'procés', Carol pasará ahora a la planta noble de la editora, previsiblemente como asesor del conde, según desveló recientemente Dircomfidencial, que apunta que es una suerte de premio tras haber alejado al diario de las corrientes soberanistas.

Y es que bajo la batuta de Antich el diario de Godó se acercó –hasta quemarse- a los postulados secesionistas del por entonces president Artur Mas. Aunque se mantuvo en el cargo durante más de una década, el cambio en la línea editorial terminó por costarle el cargo. Otra firma de la casa que también fue despedida recientemente fue Gregorio Morán, a quien vetaron una columna en la que criticaba el 'procés' y las subvenciones a la prensa que concede la Generalitat.

En su carta de despedida a la redacción, Antich no se movió un ápice de sus posiciones: "Un diario ha de avanzar por el carril central de la sociedad catalana. No nos toca a nosotros repetir una y otra vez que el objetivo es estar. Tampoco podemos pretender rebajar la espuma de los debates que hay en la calle como si un diario fuese un nivelador. Como si fuese el jarabe que se administra a los niños para bajarles la temperatura", señaló el periodista. "Nuestra sociedad no necesita que nadie le diga lo que ha de pensar, solo le hace falta que alguien le explique y le analice lo que está pasando. Ella, sola, sacará las consecuencias. Por favor, no menospreciemos a nuestros lectores".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba