Economía

El Trankimazin, entre los medicamentos que más problemas de abastecimiento tiene en Madrid

Desde el Colegio General de Farmaceúticos de Madrid denuncian que han reportado numerosas faltas de abastecimiento en más de 159 medicamentos, entre los que destaca el ansiolítico Trankimazin

Imagen de una farmacia
Imagen de una farmacia

Vuelve a haber desabastecimiento de medicamentos en las farmacias de Madrid, un problema que los farmacéuticos de todo el país llevan meses denunciando. El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) ha alertado de problemas de suministro de 159 medicamentos en farmacias de la región, entre el 24 y el 31 de mayo.

Según han señalado en un comunicado, entre los que más faltas han registrado se encuentran Maxalt, un medicamento contra la migraña, Tromalyt, que se utiliza para prevenir trombos y el famoso ansiolítico Trankimazin.

Son los tres medicamentos que presentan más problemas de suministro en la actualidad, según los datos recabados por el Sistema de Información de Desabastecimientos de Madrid (SIDEM) del COFM.

Según el Ministerio de Sanidad, las notificaciones de desabastecimiento han aumentado en los últimos años. En 2018, las faltas aumentaron un 44% en comparación con el año anterior. 

En los tres casos se trata de fármacos de prescripción médica para los que existen alternativas con el mismo principio activo, pero cuyas faltas están generando "trastornos a los pacientes y también a los propios farmacéuticos", según denuncian desde el colectivo. 

Motivos detrás del desabastecimiento 

Los motivos detrás de este problema son diversos, y no existe una sola causa que pueda explicar la ausencia de determinados medicamentos en farmacias y hospitales, sino varias.

Por lo general hay tres factores que suelen provocar este fenómeno. Por un lado, que surjan problemas en el proceso de producción, ya sea por falta de abastecimiento en las materias primas necesarias para la producción del medicamento, o por problemas de calidad/seguridad con alguno de los componentes (o con el producto final), o por problemas relacionados con el etiquetado, el prospecto o el envase.

También existe la posibilidad de que se produzca una rotura del stock del medicamento por un aumento inesperado de la demanda, como podría serlo un brote serio de gripe en un momento determinado.

Según apunta el Ministerio de Sanidad, en 2018, estas dos razones explicaban el 50% de los problemas de desabastecimiento, que se agravan especialmente cuando el medicamento no es un genérico cuyo principio activo se encuentre en otro medicamento. 

No obstante, el caso del Trankimazin, cuyo desabastecimiento no es nada nuevo, la situación es algo más complicada. El ansiolítico, uno de los más comunes en nuestro país, es un fármaco de liberación prolongada. Su ventaja es que puede tomarse cada 12 o 24 horas, evitando al paciente tener que consumir tres pastillas diarias. 

Mientras que tal y como apunta la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) existe una alternativa con el mismo principio activo, no tiene la misma formulación, por lo que no puede consumirse de la misma manera y requiere una prescripción médica nueva.

No hay fecha 

Se estima que el suministro de Maxalt no se normalizará hasta el próximo 5 de agosto, según ha informado la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). En el caso de Tromalyt y Trankimazin no hay fecha, por lo que se desconoce cuándo volverán a estar a la venta con regularidad. 

Entre los fármacos con faltas figuran distintas presentaciones de Loette, un anticonceptivo oral que debería haber normalizado su distribución el pasado 18 de abril, según la AEMPS. No obstante, a finales de mayo continuaba registrando problemas. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba