Economía

La mayor operación residencial de Sevilla, pendiente de la Sareb tras 13 años de atasco

El mayor proyecto residencial planteado en Sevilla, la construcción de cerca de 2.000 viviendas sobre la parcela que ocupaba la antigua fábrica de Cruzcampo, lleva más de una década paralizado. Los dueños de los suelos, Alisesa, Caixa, Neinor y el grupo Heineken, esperan que la Sareb mueva ficha

Alfredo Sánchez Monteseirín, en el centro de la imagen, en 2006, en el Ayuntamiento con los arquitectos Vázquez Consuegra, Isozaki, Foster y Nouvel.
Alfredo Sánchez Monteseirín, en el centro de la imagen, en 2006, en el Ayuntamiento con los arquitectos Vázquez Consuegra, Isozaki, Foster y Nouvel. Efe.

En Madrid existe la Operación Mahou, y en Sevilla la Operación Cruzcampo. Mientras que en la capital española ya ha comenzado el desarrollo del proyecto tras un acuerdo entre el grupo cervecero, el Atlético de Madrid y promotoras, en Sevilla el plan lleva más de 10 años atascado.

Los principales propietarios de los suelos afectados en Sevilla -Aliseda, Caixabank, Neinor, Heineken, entre otros- esperan que la Sareb retire una demanda presentada en un juzgado mercantil que pondría en marcha el desarrollo urbanístico. Esta semana está prevista una reunión clave entre todos ellos.

El origen del planteamiento urbanístico sevillano, sobre 18 hectáreas en una de las zonas más caras del casco urbano de la ciudad, se remonta a la época del boom.

En 2006 el alcalde de Sevilla se fotografió con los promotores oficializando el proyecto

A principios de este siglo la promotora Urvasco adquirió los terrenos al grupo cervecero tras su recalificación, para crear un nuevo barrio vanguardista en cuyo diseño participarían los arquitectos Norman Foster, Jean Nouvel, Arata Isozaki y Guillermo Vázquez Consuegra.

En 2006 el entonces alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín,se fotografió con el presidente de la inmobiliaria, Antón Iraculis, y con los arquitectos de fama mundial en el balcón del Ayuntamiento de Sevilla para oficializar el proyecto.

La llegada de la crisis financiera y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria enterró el planteamiento. Urvasco tuvo que ceder los terrenos a los bancos que habían financiado su compra, que los integraron en la sociedad Ciudad de Hispalis, en diciembre de 2008. Hace tres años, la firma fue declarada en concurso de acreedores.

La Sareb cuenta con una garantía por parte de los terrenos valorada en 100 millones y ha recibido ofertas por 35 millones

En la actualidad, los principales propietarios de los suelos son el Ayuntamiento de Sevilla (21%); Aliseda (14%); Caixabank (8%); Neinor (4%) y, con el mismo porcentaje, la promotora Isga y el grupo Heineken. Todos ellos intercambiaron deuda por propiedad de los terrenos. Pero no así la Sareb.

El organismo semipúblico cuenta con una garantía valorada en 100 millones de euros como principal acreedor del anterior propietario, y hasta ahora se ha negado a renunciar a ese papel ante la imposibilidad de recuperar siquiera el 50% de esa valoración.

Ofertas a la Sareb

"La Sareb ha recibido ofertas por su garantía de 100 millones valoradas en algo más de 35 millones de euros", señalan fuentes cercanas a la administración concursal de Ciudad de Híspalis. "Hasta ahora se ha negado a vender, pero últimamente esa postura no es tan férrea y podría tener interés en convertirse en promotor", señalan.

"Es ahora o nunca", dicen fuentes cercanas a los propietarios de los terrenos

La Sareb presentó una demanda en el proceso concursal de Ciudad de Híspalis en la que puso en duda las daciones en pago a Aliseda, Caixa, y Neinor, solicitando que se revertiera la operación. Los actuales propietarios requieren para impulsar el proyecto que la Sareb retire esa demanda que mantiene la incertidumbre jurídica sobre el proyecto.

"No vamos a perjudicar el desarrollo urbanístico", aseguran fuentes cercanas a la Sareb consultadas por este diario, pero señalan que sobre la solicitud de la reversión de las daciones en pago, es el juez el que tiene que pronunciarse.

El jueves 4 de julio está prevista una reunión de la Junta de Compensación de los terrenos afectados, compuesta por Aliseda, Heineken, el Ayuntamiento de Sevilla, Ciudad de Híspalis, Neinor y también la inmobiliaria Metrovacesa -la empresa cuenta con terrenos situados en el mismo planteamiento pero que no pertenecieron a Ciudad de Híspalis-.

Todos ellos aguardan a que la Sareb estuviera dispuesta a retirar la demanda e iniciar las obras. "Es ahora o nunca", dicen fuentes cercanas a los propietarios de las parcelas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba