Economía

Santander defiende que paga 1.130M. en impuestos en España sin generar beneficio

El consejero delegado del banco cántabro se opone firmemente a una subida de impuestos

La presidenta del Santander, Ana Botín, conversa con el consejero delegado, José Antonio Álvarez
La presidenta del Santander, Ana Botín, conversa con el consejero delegado, José Antonio Álvarez Román G. Aguilera

Banco Santander se opone firmemente a una subida de impuestos. El consejero delegado del banco cántabro, José Antonio Álvarez, ha defendido este jueves que el banco pagó en 2017 1.130 millones de euros en impuestos en España a pesar de no haber generado beneficio en el país y ha advertido de que un endurecimiento del régimen fiscal hará perder competitividad tanto a la banca, como a la economía española.

"Se habla mucho estos días de impuestos a las empresas, al sector bancario, etc. Nos gustaría que estos debates fueran razonables", ha espetado el número dos de Banco Santander, que ha incidido en que a pesar de que la entidad "no genera beneficios en España" por las pérdidas de su centro corporativo y la división inmobiliaria, pagó 1.130 millones de euros en impuestos el año pasado

De este total, 403 millones fueron en IVA no repercutible, 455 millones en pagos a la Seguridad Social por cuenta del empleador, 60 millones por tasa de los activos fiscales diferidos (DTAs) monetizables y unos 132 millones en otros impuestos. Además, ha recordado que la entidad realizó aportaciones por 400 millones de euros al Fondo Único de Resolución (FUR) y al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

El consejero delegado de Santander dice que la compra de Popular ahorró entre 28.000 y 36.000 millones a los contribuyentes

En cualquier caso, Santander tiene previsto reclamar a Hacienda 1.000 millones de euros este año por los DTAs de Popular, como adelantó Rodrigo Echenique, actual presidente de la entidad resuelta, durante su comparecencia en la Comisión de Investigación que investiga la crisis. En esta misma comisión, Álvarez ha explicado que Santander acumula 9.600 millones en DTAs, mientras que Popular 3.140 millones.

Popular reafirma el compromiso con España

Por otro lado, el banquero ha matizado las declaraciones realizadas durante la presentación de los resultados semestrales del banco, cuando amenazó con modificar la estructura legal de la entidad, y ha reafirmado el compromiso de Santander con España.

"El compromiso de Santander con España no es una cuestión, acabamos de ampliar capital 7.000 millones para invertirlos en España", ha señalado Álvarez, que se lamenta de que "no se valora" que el banco tenga su centro corporativo y de toma de decisiones en Boadilla del Monte.

Además, el consejero delegado de Santander ha subrayado que la compra de Popular ahorró al Estado entre 28.000 y 36.000 millones de euros. "Si Santander no hubiera presentado oferta el sistema financiero español hubiera tenido problemas", ha agregado Álvarez, que vería con buenos ojos el establecimiento de un préstamista de último recurso para garantizar la liquidez de las entidades en problemas.

Mayor carga fiscal de Europa

El consejero delegado de Popular ha insistido también en que, a nivel consolidado, Santander es el banco que cuenta con una mayor carga fiscal de Europa, en el entorno del 36%, frente al 25% de las entidades comparables en el 'Viejo Continente'.

"Creemos que un aumento de los impuestos al sector financiero no ayuda a que la banca haga su labor de financiar a la economía española", ha dicho Álvarez, que advierte de que la incertidumbre jurídica que generarían "cambios relevantes" en la fiscalidad podrían ahuyentar inversores y restar competitividad y oportunidades de crecimiento tanto a la banca como al conjunto de la economía.

"En estos momentos observamos una mayor incertidumbre sobre la evolución de la economía española, y en este contexto debemos seguir haciendo esfuerzos para continuar atrayendo inversión extranjera y favorecer que empresas y particulares continúen invirtiendo y generando empleo", ha señalado.

En relación a las aportaciones realizadas por Santander por la crisis, Álvarez las ha cifrado en 6.100 millones de euros en los que se incluye la participación del banco en el rescate de la CAM, las contribuciones al FGD posteriores al inicio de la crisis y la inversión en Sareb.

Exceso regulatorio

Durante su intervención, Álvarez también ha solicitado a las autoridades comunitarias un "análisis holístico" del impacto de las reformas regulatorias implantadas a raíz de la crisis, ya que, a su parecer, "No se han calibrado bien" y lastran en exceso la rentabilidad de las entidades.

"Creo que es hora de racionalizar la regulación, mantener aquella que es necesaria y eliminar aquella que solo trae burocracia, más costes y no ayuda", ha manifestado el consejero delegado, que avisa de que la rentabilidad actual de las entidades es "preocupantemente baja".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba