Energía

La filial brasileña de Iberdrola aprobará su salida a Bolsa el próximo lunes

Neoenergia, controlada al 52% por la eléctrica española, aborda su segundo intento de dar el salto al parqué, tras la tentativa fallida de finales de 2017. Iberdrola mantendrá en cualquier caso una participación mayoritaria en su filial

Iberdrola aborda el segundo intento de sacar a Bolsa su filial brasileña
Iberdrola aborda el segundo intento de sacar a Bolsa su filial brasileña

El consejo de administración de Neoenergia, filial de Iberdrola en Brasil, acordó este martes la convocatoria de una junta extraordinaria de accionistas para el próximo lunes 29 de abril en la que se abordará, entre otras cuestiones, la solicitud a las autoridades locales del proceso de salida a Bolsa, anunciado a finales de marzo.

Se trata del segundo intento de dar el salto al mercado por parte de la compañía, producto de la fusión entre la antigua Neoenergia y Elektro, ambas participadas por Iberdrola. Precisamente, el acuerdo alcanzado por los socios para la unión de ambas empresas contemplaba el compromiso de promover una venta pública de acciones en el mercado, cuyo primer intento tuvo lugar a finales de 2017, sin que llegara a concretarse por discrepancias entre los accionistas por el precio de la colocación.

Además de Iberdrola, que controla algo más de un 52% de Neoenergia, participan del capital de la compañía la aseguradora Previ (por encima del 38%) y la entidad semipública Banco do Brasil. Ambos socios minoritarios son los interesados en colocar su participación en Bolsa (en el caso de Banco de Brasil, la totalidad de la que dispone), aunque los detalles de la operación no se conocerán hasta el registro definitivo del folleto, que podría tener lugar ya en el mes de mayo.

Primer intento fallido

En principio, Iberdrola no prevé colocar acciones en el proceso de OPV, aunque en el caso de que finalmente lo hiciera supondría un porcentaje mínimo ya que la eléctrica que preside Ignacio Galán se mantendrá siempre por encima del 50% de Neoenergia.

El primer intento de salida a Bolsa por parte de Neoenergia fue finalmente descartado después de que los socios no se pusieran de acuerdo en torno a la valoración de las acciones. Tampoco ayudó el contexto del mercado local, en el que estaban llevándose a cabo otros procesos de salida a Bolsa, como el de la filial de Burger King, que atraía la atención de los inversores. Además, en Brasil se respiraba un clima de incertidumbre por la cercanía de las elecciones y las expectativas de un posible cambio político, que finalmente acabó dándose con al triunfo en los comicios del actual presidente, Jair Bolsonaro.

El proceso de salida a Bolsa permitirá a Iberdrola poner en valor su participación en Neoenergia, que supone un pilar básico de la apuesta de la compañía por Brasil, uno de sus cinco mercados estratégicos (además de España, Reino Unido, EEUU y México). El pasado año, Iberdrola pujó por la distribuidora Eletropaulo, finalmente adquirida por la italiana Enel, accionista mayoritario de Endesa, tras una batalla que hizo que el precio final se elevara hasta cotas desorbitadas.

Brasil, mercado estratégico

Recientemente, Iberdrola se adjudicó 3.000 kilómetros de redes en el país tras participar de forma activa en un proceso puesto en marcha por el Gobierno local.

El consejo de administración de Neoenergia, que también lidera el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, aprobó también los resultados del primer trimestre, que reflejaron una notable mejora en relación con las cifras del mismo periodo de 2018. Así, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se incrementó un 28%, hasta 1.300 millones de reales, mientras que el resultado neto ascendió a 492 millones de reales, un 69% por encima del registrado entre enero y marzo del pasado ejercicio.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba